La medida de fuerza fue anunciada luego de que fracasaran las negociaciones paritarias, donde las empresas manifestaron no estar en condiciones de afrontar el pago de la revisión de 2018 y solo ofrecieron un 9% de incremento salarial.