Agro La Pampa

La Pampa viene saliendo de un verano un tanto ambiguo en lo climático. Hemos tenido un tiempo normal a muy bueno en lo que a precipitaciones se refiere hacia el sur, y con mucho estrés hídrico al norte de la provincia. La buena noticia fue que las primeras heladas no llegaron sino hasta mayo, lo que permitió que prácticamente el 90% de los cultivos de segunda llegara a madurez sin problemas.

La cebada cervecera tiene algunas características agronómicas que la posicionan para el presente año como una opción por demás de atractiva para La Pampa. Sin embargo, a la hora de decidir la asignación de área de los diferentes cultivos invernales (trigo, avena, etc.) debemos mirar más de cerca este negocio, pues tiene particularidades que si no son analizadas fríamente pueden llegar a disminuir drásticamente los ingresos del empresario rural.

Luego de un verano y un inicio de otoño marcados por un fuerte estrés hídrico, que afectó severamente a los cultivos de verano, sobre todo a los de segunda que se implantaron sin reservas de humedad en el perfil edáfico, finalmente las lluvias llegaron y en algunas zonas de manera muy importante.

En aproximadamente un mes la provincia de La Pampa dará inicio a la siembra de trigo, motivo por el cual los productores están ultimando detalles logísticos a tal efecto. Por estar situados en una región semiárida, el empresario pampeano es muy prudente a la hora de asumir compromisos. Motivo por el cual la adopción de tecnología, que es necesaria pero que a veces requiere una inversión monetaria que puede comprometer la salud financiera de una empresa, debe ir acompañada de un criterio económico, de manera que le signifique a la empresa una solución y un avance hacia la supervivencia de la misma, y no lo contrario.

Lentamente la provincia de La Pampa inicia las labores de recolección de la cosecha gruesa. En la columna de hoy vamos a delinear algunas recomendaciones respecto del almacenamiento de granos en silo bolsas, como así también haremos un breve comentario de la importancia de esta tecnología para el país, en la cual nuestra provincia aporta aproximadamente el 12 por ciento de los bolsones que se emplean cada año a lo largo y ancho del país.

En pocos días más se dará inicio a las labores de cosecha de soja y maíz en la provincia de La Pampa. Es muy importante que el empresario rural monitoree y controle la eficiencia de cosecha de los equipos que trabajan en sus lotes, ya que los granos que no entran en la tolva de la cosechadora son pesos que quedan esparcidos en los rastrojos, que por tanto no estarán disponibles para la economía del empresario rural y del país todo.