Crisis social: aumentan los pedidos de ayuda a la Municipalidad de Acha

Desde el área de Acción Social corroboraron los dichos de la intendenta María Julia Arrarás, quien la semana pasada indicó que en el último tiempo creció notablemente la demanda de aportes económicos. 

La localidad de General Acha enfrenta una compleja situación social en un contexto en el que a los problemas económicos de orden nacional se le suma la pérdida de fuentes de empleo. En el municipio reciben casi a diario pedidos de ayuda por parte de los vecinos.

La semana pasada la intendenta María Julia Arrarás había indicado a El Diario que las solicitudes de ayuda “se quintuplicaron”. Ayer, la secretaria de Acción Social de la localidad, María Cristina Rosalín, brindó un detalle de los aportes que se entregan.

La funcionaria contó que “antes siempre teníamos una partida todos los meses que nos enviaban desde la Provincia, pero desde el mes de enero que no la recibimos”.

“Recibíamos unos 30.000 pesos. Hablé con ellos (los funcionarios provinciales) después que se cortara el envío de los fondos y me dijeron que ellos también están pasando una situación (presupuestaria) muy justa. Se les hace difícil cumplir con todos los pedidos de ayuda que reciben”, explicó.

“Nosotros nos manejamos con la delegación Sur del Ministerio de Bienestar Social. Desde el municipio entregamos ayudas económicas, pero son ayudas muy chiquitas las que se dan, para cubrir situaciones puntuales”.

Abrigo y comida 

Rosalín explicó además que “ahora tenemos la partida de invierno saludable por la que se entregan colchones, abrigo. Con el tema de viandas mantenemos el número. En el comedor se entregan entre 90 y 110 viandas diarias. Damos prioridad a niños y mujeres embarazadas. También se les lleva la vianda a abuelos que viven solos”.

“La gente nos está pidiendo chapas, colchones, para pagar alquileres, pero no disponemos de las sumas para cubrir esos montos. De todas maneras, se cubre mucho con las tarjetas alimentarias”, sostuvo.

Por otra parte, indicó que “también nos piden ayuda para pagar los servicios, específicamente las facturas de luz. En esos casos tratamos de comunicarnos con la gente de la Cooperativa para que les refinancie las facturas adeudadas y les ayudamos a pagar la primera cuota”.

Sobre los dichos de Arrarás, en relación a que se quintuplicaron las solicitudes de asistencia, sostuvo que “puede ser que (la demanda) sea un poco mayor. Es una pena porque esto no debería ser así” a la vez que añadió que “la intendenta no le niega nunca nada a nadie”. Por último, indicó que situaciones como el cierre del frigorífico complican la generación de empleo, a la vez que advirtió que “si se traslada Gendarmería, va a significar un atraso muy grande para General Acha. Son muchas familias”.

Temas en esta nota: