Nación rescindió el contrato para la construcción de jardines

Lo confirmó la ministra de Educación, Cristina Garello. Las obras están paralizadas y ahora se harían por contratación directa.
 

La ministra de Educación de la provincia, Cristina Garello, confirmó que el Gobierno nacional rescindió el contrato con la empresa que tenía la concesión de las obras de jardines de infantes en la región patagónica, y que ahora se harían por contratación directa.

Ese plan había sido anunciado por el presidente Mauricio Macri cuando visitó Ingeniero Luiggi, en 2016. Incluía un jardín en esa localidad, otro en General Pico, otro en Winifreda y uno más en Santa Rosa. Eran todas salas de 3 años, pero las obras están frenadas desde hace meses o ni siquiera comenzaron.
 
Garello, tras participar este lunes de un acto en Casa de Gobierno, dijo que se reunió la semana pasada con el ministro de Nación, Alejandro Finocchiaro. "Nos comunicó a todos los ministros de la región patagónica que se rescindió el contrato de la empresa que tenía esta concesión, y que en esta etapa lo que se está haciendo, mediante escribano público, es definir en qué estado están las escuelas", señaló.
 
Según la funcionaria, la intención de Nación es "volver a llamar por contratación directa y finalizar los jardines". "La conclusión de los trabajos dependen de la celeridad con que se hagan los trámites, pero lo encontré muy preocupado al respecto", concluyó.
 
Macri anunció esta obra en mayo de 2016 en Luiggi, cuando lanzó el programa "3.000 Jardines de Infantes". Las obras estaban adjudicadas a la UTE conformada por las empresas Viviendas SRL y Carabajal Ingeniería, que tercerizó las tareas en otras firmas.
 
Macri había anunciado esta obra como "el plan de infraestructura más importante de la historia del país" que produciría "una revolución en la calidad educativa pública".
Temas en esta nota: