Dictamen “unánime” para aprobar el tratado El Caldén

El director general de Tecnologías para la Gestión Educativa, Dante Moreno, participó de una nueva reunión de la Comisión de Lesgislación General, presidida por el diputado Espartaco Marín, que concluyó con un dictamen unánime aconsejando la aprobación del Tratado El Caldén, firmado por los gobernadores Carlos Verna y Alberto Rodriguez Saá, de La Pampa y San Luis, respectivamente.

Moreno explicó que “según el convenio, las dos provincias se comprometen a explorar, compartir y desarrollar el acceso y uso del laboratorio de inglés del Gobierno de La Pampa y al observatorio astronómico de San Luis, para los tres niveles de enseñanza obligatoria y también de estudios universitarios y de posgrado de ambos Estados”.

Detalló que el convenio es para “la formación y capacitación en educación digital, programación y robótica; y el acceso y uso de las plataformas y recursos para la mejora de la lectoescritura y las matemáticas del Gobierno de San Luis”.

Buscará también “la constitución de programas educativos de integración interprovincial en el área del sureste de San Luis y el noroeste de La Pampa, en las temáticas educación sexual integral, educación vial, ciudadanía digital y programática y robótica. La constitución de un elemento común de detección y evaluación de los usos de Internet en el campo educativo infantil, adolescente, juvenil y de adultos, basados en la primera encuesta provincial sobre usos de internet, desarrollada por el Gobierno de La Pampa”.

También para “ejecutar acciones colaborativas en cuanto a las infraestructuras y servicios de tecnologías de la información y la comunicación, se refieran a la obtención, almacenamiento, procesamiento, transporte, preservación y seguridad de datos e información. Implementar pasantías en el Parque Informático de La Punta y en la Universidad de La Punta, del Gobierno de San Luis. Implementar y fortalecer a las “Escuelas Generativas” y “Proyectos educativos innovadores” que posee San Luis; y a los procesos estructurales y pedagógicos para la modalidad de educación permanente de jóvenes y adultos que dispone La Pampa. Y a realizar actividades del campo educativo en tres meses, y del campo de la ciencia y la tecnología en seis meses de firmado este convenio, algo que ocurrió el 22 de julio de este año”.

Moreno reconoció que “lo más difícil será la adecuación normativa que permita cambiar modelos, a partir de darnos una herramienta que respete roles y derechos, tanto de docentes como de educandos”.

Temas en esta nota: