Los teléfonos celulares de los diez rugbiers y el de Pablo Ventura comenzarán a ser peritados desde mañana en Mar del Plata, con el objetivo de aportar más pruebas en la causa por el crimen de Fernando Báez Sosa, ocurrida el sábado 18 de enero a la salida del boliche Le Brique en Villa Gesell.