La reacción de Celeste Sarán permitió que no estafaran a una vecina piquense. La víctima realizó una consulta por Internet para comprar un auto a una firma de Buenos Aires. Como confió en los argumentos de la firma, sacó un crédito para supuestamente recibir el auto.

Vendedores ambulantes oriundos de Buenos Aires que recorrían las calles de Parera fueron identificados por personal policial y se les inició una causa por tenencia de marihuana. Horas más tarde, dos jóvenes fueron demorados por tener cigarrillos de marihuana.