Baraldini ya está en la cárcel de Ezeiza

El Tribunal Oral Federal de Santa Rosa rechazó un planteo de la defensa del represor Luis Baraldini y quedó firme la decisión que revocó la prisión domiciliaria. Este jueves lo trasladaron al penal de Ezeiza.

 Los jueces del Tribunal Oral Federal, Marcos Aguerrido y José Mario Triputti, rechazaron un planteo de reposición que hizo la defensa del represor Luis Baraldini, para evitar su traslado a una carcel común después de violar la prisión domiciliaria que se le había concedido. Con esa decisión y el alta que recibió del Hospital Naval, el represor fue trasladado al penal de Ezeiza como ordenaron los jueces. 

El represor, condenado a 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad, hizo un planteo de reposición ante el organismo judicial que determinó que debe ser alojado en prisión, luego de que se comprobara que vulneró las condiciones del beneficio de la prisión domiciliaria en la ciudad de Buenos Aires. Los jueces, el pasado 9 de octubre, rechazaron ese planteo y exigieron al Hospital Naval, lugar donde se encontraba internado Baraldini, que informe detalladamente cuál es el estado de salud del exmilitar. El jueves recibió el alta médica por lo que el represor fue trasladado al penal de Ezeiza.

A fines del mes pasado, los jueces del Tribunal Oral Federal de Santa Rosa resolvieron quitarle el beneficio de la prisión domiciliaria, después de que fuera visto y fotografiado en la vereda de Avenida Rivadavia al 6600, en la ciudad de Buenos Aires.

Luego de esa situación, Baraldini fue internado en el hospital Naval cuando sufrió “un accidente cerebro vascular”. Ahora, recuperado de eso fue trasladado a Ezeiza.

El defensor de Baraldini, Pedro Mercado, podría apelar la decisión del TOF y que la Cámara de Bahía Blanca revise la decisión de quitarle el beneficio de la prisión domiciliaria.

“Resulta manifiesto que Baraldini decidió libre y voluntariamente incumplir restricciones impuestas, no mediando supuesto alguno que lo justifique. De esta forma se ha colocado fuera del compromiso asumido, a sabiendas de las consecuencias que ello acarrea, sin control tampoco de su guardador ni de la autoridad respectiva atento como se adelantara, no funcionaron las alarmas dispuestas electrónicamente”, aseguraron los jueces en el fallo.

No es la primera vez que Baraldini no se somete a las reglas de la Justicia. En el primer juicio a los represores pampeanos no estuvo en el banquillo de los acusados porque se profugó. Lo detuvieron en Bolivia en la Navidad de 2001, después de permanecer prófugo durante ocho años. En agosto de 2017, se le otorgó la domiciliaria porque había cumplido más de 70 años.

El represor fue condenado a 25 años de prisión por el delito de secuestros, torturas y asociación ilícita contra 214 víctimas. El fallo dispuso su detención inmediata. Sin embargo, como los defensores apelaron, se hará efectiva una vez que la sentencia quede firme. Por eso sigue en la situación que estaba al arribar al juicio, con prisión domiciliaria.

Baraldini no solo fue un engranaje clave del terrorismo de Estado en La Pampa. En su prontuario también figura la participación en el levantamiento carapintada de 1990 -fue condenado y luego indultado- y la vinculación a un intento de golpe de Estado contra el presidente Evo Morales, en Bolivia, en 2009.

 

Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20