Advierten que habrá despidos y levantarán servicios de transporte

Diez empresas de transporte interurbano y urbano hicieron una presentación en el ministerio de Planificación y en la Dirección de Transporte este viernes. Piden un socorro urgente a la Provincia por la eliminación de los subsidios. Dicen que en un mes el sistema colapsa.

El socio gerente de Dumas, Leo Herlein, afirmó que “no se puede prolongar más de 30 días”  la eliminación de subsidios del transporte público sin que llegue un auxilio del gobierno provincial para compensar el incremento de los costos y el aumento de tarifas en el sector. De no resolver en ese plazo, aseguró este sábado, las empresas tendrán que despedir trabajadores y abandonar líneas y servicios porque el sistema “colapsará”.

El directivo manifestó que Córdoba, Entre Ríos, Salta, Santa Fe y Corrientes, ya firmaron convenios para hacerse cargo de los subsidios que eliminó a partir de enero, en los que el gobierno nacional se comprometió a seguir aportando un 25%. “A raíz de las diferencias políticas que tiene con Nación, La Pampa no firmó el Pacto Fiscal, acá la provincia no acepta ningún tipo de acuerdo. A raiz de ese desencuentro, el gobierno provincial nos dijo que plata para el sector no hay, que nos van  a dar tarifa”, explicó.

Sin embargo, planteó que “la tarifa no es la solución para salir de un día para el otro de un esquema que venía pisado durante años. Si tenés que viajar todos los días y pasás de pagar 22 pesos a 40, no hay forma de sostenerlo porque la gente no va a poder hacer frente a ese gasto diario”.

“Entramos en una situación de emergencia en la provincia y estamos esperando una respuesta del gobierno provincial para ver cómo seguimos”, acotó.

dumas 2

Reunión y presentación  formal

El jueves último se reunieron representantes de diez empresas de servicios públicos de transporte de la provincia, incluida Autobuses Sante Fe, y firmaron una presentación que se entregó el viernes en la Dirección de Transporte y en el Ministerio de Planificación. “Pedimos que intervenga el gobierno provincial y no permita el colapso de la actividad. Que se encuentre una vía de solución por lo menos para 2019 al menos, en función de una salida ordenada de la política de subsidios porque entendemos que el usuario no puede hacer frente a semejante tarifazo”, confió.

Un traslado de los costos a la tarifa “va a precarizar los servicios, es un desastre”, alertó. Este viernes los vehículos comenzaron a circular con carteles rojos que adelantan que sin subsidios deberán incrementar un 100% el boleto.

Dumas redujo a 3 las 8 frecuencia diarias que prestaba entre Pico y Santa Rosa. El servicio entre Toay y Santa Rosa ya se había reducido por la temporada de verano. A esto se agrega la reducción del servicio urbano de Autobuses Santa Fe en la capital pampeana y también del urbano en General Pico. Además, hay reducciones del resto de las empresas interurbanas.

Riesgo de despidos

“Las empresas se están achicando y están viendo cómo se acomodan, si tienen que sacar servicios, sacar gente, reducir gente”, resumió Herlein.

-¿Hay riesgo de despidos? -consultó El Diario.

-Hasta ahora estamos dando vacaciones. No sabemos qué hacer con la gente. Tenemos 85 empleados directos. Y no queremos tomar una determinación apresurada. Tenemos confianza en que el gobierno provincial va a intervenir.

“Esto va más allá de la ecuación económica de las empresas. El transporte genera desarrollo económico para la región, es un servicio primordial de conexión de los pueblos, para generar movimiento. Si lo reducimos drásticamente y dejamos de ir a las localidades, van a quedar aislados. Y lo tenemos que hacer porque no podemos sostenerlos, la ecuación no cierra. Un mes o dos sí, pero no puede prorrogar a mediano plazo”, alertó el directivo.

Por otra parte precisó que la eliminación de los subsidios incrementó los gastos operativos en un 80% en el servicio urbano y un 60% en el interurbano. Eso, especificó, no está incluido en el último reajuste del boleto. 

“El 26% que se aumentó hoy el boleto es solo por el ajuste inflacionario. La gente nos reclama que aumentamos y seguimos reduciendo. Pero sin subsidios no podemos sostener las frecuencias”, explicó.

“Estamos en un plan de emergencia. De no resolverse, tenemos que tomar medidas de reestructuración”, remarcó. “¿Qué haría? No lo puedo decir, sería irresponsable que vamos a sacar a 20 personas o que vamos a dejar de hacer el servicio. Tenemos una cuota de confianza de que esto se va a resolver porque se está resolviendo en un montón de provincias”, aclaró.

Optimismo, a pesar de todo 

Las empresas, contó Herlein, propusieron como una de las alternativas que la Provincia entregue combustible subsidiado a través de Pampetrol. “No sé como lo pueden instrumentar, pero sería una pronta solución. Si se hace un esquema ordenado entre tarifa y combustible, se puede salir. Es cuestión de trabajarlo, hay que tener la decisión (de hacerlo)”, apuntó.

“El combustible es lo que más afecta porque tenés que cargar todos los días, lo ves. La tarifa se puede financiar con los impuestos, aunque es pan para hoy hambre para mañana”, aclaró. “Esto no se puede prolongar más de 30 días. Técnicamente van a empezar a quebrar las economías de las empresas”, reafirmó.

dumas 3

Herlein estimó que “el gobierno (provincial) ya ha dado señales, dejan entreabierto que algo van a hacer, eso me da una cuota de confianza”.

“Desde nuestro lugar tenemos que tenerla porque sino mañana no diagramamos los servicios. Yo soy optimista. Creo en las buenas gestiones y en el buen criterio. No estamos mendigando servicios, lo único que plantemaos es que si se sale de la política de subsidios, tiene que ser en forma ordenada y no de un día para otro”, continuó.

La política de subsidios

-¿Es razonable no subsidiar el transporte? ¿Eso sucede en otros países? -consultó El Diario.

-En países serios, con políticas reales de transporte, existe ese esquema y funciona, es sustentable. La gente deja el auto, hay menos vehículos y motos en la calle, un sistema ordenado de tránsito.De hecho, en la forma que se planteó, Santa Rosa y La Pampa nunca tuvieron un sistema como se logró, con calidad de las unidades y frecuencias. Eso lo permitió un esquema de subsidios. Pero tiene que haber un plan serio, no cambiar las reglas de juego de un día para el otro. Tienen a la gente y a las empresas de rehenes. Somos todos víctimas de esto.

 

 

Temas en esta nota: