Cruce de flores y exigencias entre Alberto y Netanyahu

El primer ministro israelí le remarcó su prioridad para la relación bilateral: que Hezbollah se considere una organización terrorista. "Nuestro compromiso por saber la verdad es absoluto", devolvió Fernández.

Alberto Fernández se reunió con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, quien le agradeció por mantener a la organización libanesa Hezbollah como "terrorista", un tema que había generado un cortocircuito antes de la asunción del argentino.

"Quiero felicitarlo por seguir manteniendo la clasificación de Hezbollah como organización terrorista y por su lucha persistente en pos de la verdad y el esclarecimiento del atentado a la AMIA, que es sumamente importante y por eso valoramos su labor", sostuvo Netanyahu tras el encuentro bilateral.

El israelí remarcó así su prioridad para la relación bilateral con Fernández, que no había comenzado para nada bien. Netanyahu -que fue aliado muy cercano a Macri- no mandó representantes a la asunción de Alberto ante la posibilidad de que se derogue la calificación de "terrorista" de la organización libanesa. El viaje del argentino para el homenaje a las víctimas del Holocausto y la reunión de este viernes marcan una distensión del vínculo.

"Nuestro compromiso por saber la verdad sobre lo que pasó en la AMIA es absoluto. Fue y es nuestro compromiso. Necesitamos saber qué fue lo que pasó, por la memoria de los que murieron allí y también en la Embajada de Israel. Nuestro compromiso es inalterable", respondió Alberto.

La tensión con Israel comenzó cuando antes de asumir la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, sugirió que podrían retirar a la organización libanesa del listado de grupos terroristas al que la había sumado Macri. La versión se sumó a los viejos resquemores con el kirchnerismo por el acuerdo con Irán y Netanyahu hizo saber su fastidio, al que se sumó Estados Unidos.

Pragmático, Alberto entendió rápidamente que la relación con Israel es clave para tener un vínculo amistoso con Donald Trump y descartó la idea de Frederic. Estados Unidos es determinante para el tema más urgente de Fernández: la renegociación de la deuda con el FMI y los acreedores. Por eso el argentino sorprendió con el viaje a Israel, que fue visto como un impactante giro de la política exterior.

Acompañados de sus esposas, Fernández y Netanyahu hicieron una breve declaración ante la prensa antes de compartir un desayuno. Para evitar cualquier tensión, la declaración fue sin preguntas de los periodistas. "Sé que es la primera visita, la primera de muchas. No tenemos dudas que podemos fortalecer la amistad y aprovechar las oportunidades que se nos abren en materia de ciencia, tecnología y otros ámbitos", resaltó el líder israelí. Reveló además que existen avances para lograr vuelos más directos entre Argentina e Israel.

Fernández recordó a las víctimas del Holocausto y de la última dictadura militar en Argentina, e instó a "profundizar" el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur e Israel. "Hay mucho para trabajar" entre ambos países, dijo y expresó su deseo de que "esto sea el comienzo".

Antes de verse con Netanyahu, Fernández estuvo en la residencia oficial con el presidente local, Reuven Rivlin. En la delegación oficial se encargaron de asegurar que en las conversaciones con los líderes israelíes no se habló de la muerte del fiscal Nisman, un tema más que espinoso para el argentino.

Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20