Una novela en Cultura: se va Cecynés Peralta

Aunque el intendente dijo que la directora de Cultura continuaría en su cargo, a la hora de la definición fueron prioritarios los “ruidos” con el secretario Gregoire. Difunden "incompatbilidades" entre funcionarios.

Al final, la directora de Cultura de la Municipalidad de Santa Rosa ya no será Cecynés Peralta. Después de algunas disidencias con el secretario del área, Gabriel Gregoire, y tras una charla con el intendente Leandro Altolaguirre, la funcionaria dejaría el cargo, aunque como desenlace de una novela que incluyó su frustrada ratificación en el cargo.

Es que el propio jefe comunal había dicho en declaraciones públicas que Peralta seguiría al frente del área, pese a que principios de la semana se daba por hecho su alejamiento a tal punto que había llegado a retirar sus pertenencias de las oficinas del Centro Municipal de Cultura.

"Cecynés no ha rnunciado, sí tenía unas inquietudes dentro del área que esperemos se solucionen rápido. Pero su intención es seguir en el cargo", dijo Altolaguirre al canal de cable de la CPE. Poco después, la realidad lo desmintió: Peralta se va.

El intendente comentó, antes de ese desenlace para él inesperado, que “he estado hablando con ella, y su intención es continuar”.

“Esperemos -aclaró en ese momento - que las inquietudes se puedan resolver lo más rápido posible y que esté tranquila, porque es una mujer que ha demostrado con creces su capacidad y su talento desde el área”.

El jefe comunal incluso la elogió: “realmente la consideramos una muy buena funcionaria, que da respuesta a los vecinos de la ciudad”.

Tal como informó El Diario, la directora había presentado su dimisión el viernes de la semana anterior. “Se enojó por una decisión que tomó el secretario de Cultura en relación al espacio INCAA, que reclamó más autonomía para poder trabajar... y se les concedió el pedido a esos trabajadores”, se supo de fuentes comunales.

Pese a los dichos de Altolaguirre, el secretario Gregoire no tenía pensado dar marcha atrás con la decisión que habría molestado a la directora. Posiblemente ese choque de intereses, también una diferencia de criterio y puja de poder, provocó el definitivo alejamiento, justificado por la existencia de "incompatibilidades" entre funcionarios.

Temas en esta nota: