Humanas: por la economía, alumnos viajan y ya no se radican en Pico

Cristina Quipildor, coordinadora del Programa “Ambientación a la vida universitaria”. Según indicaron desde la Facultad, se anotaron 130 alumnos para cursar la Licenciatura en Ciencias de la Educación en la modalidad a distancia, mientras que 27 lo harán de manera presencial.

General Pico (Agencia) ­ Tal como sucedió en la Facultad de Veterinarias, aumentó la cantidad de inscriptos para cursar en Humanas. Pero, al mismo tiempo, desde la casa de estudios advierten que desde el año pasado es cada vez más el número de jóvenes que viajan hacia la ciudad de General Pico, todos los días o una vez por mes según la modalidad, porque no cuentan con el dinero suficiente como para instalarse en la ciudad.

El pasado lunes se recibió en la sede local de la Facultad de Ciencias Humanas a los ingresantes de la modalidad presencial, mientras que el fin de semana se hará lo mismo con los nuevos alumnos de la modalidad a distancia. Alrededor de 660 jóvenes se inscribieron para ambas modalidades en la Facultad de Pico, un número mayor al que se anotó en la Facultad de Santa Rosa, 400 aproximadamente.

Cristina Quipildor, coordinadora del Programa “Ambientación a la vida universitaria”, explicó sobre la actividad desarrollada el pasado lunes que “este es un programa de la Facultad, en el marco de la Universidad, que se implementa desde el año 2004. Es un programa que está orientado básicamente a poder recibir a los ingresantes y acompañarlos en todo este proceso de iniciación en una carrera universitaria”.

Y observó que “no solo los acompañamos y sostenemos desde las cuestiones administrativas sino también de todo lo que implica iniciar estudios en el ámbito universitario”.

Quipildor destacó que “este año estamos sorprendidos por la cantidad de inscriptos que tenemos, superamos los mil dentro de lo que es la Facultad de Ciencias Humanas, en lo que es la sede de General Pico tenemos casi 660 ingresantes en lo que son las modalidades presencial y a distancia”.

Alrededor de 130 alumnos se inscribieron para cursar la Licenciatura en Ciencias de la Educación en la modalidad a distancia, mientras que 27 lo hicieron para cursarla de manera presencial.

Consultada por la diferencia de la cantidad de alumnos para cada modalidad, Quipildor señaló que “esto tiene que ver básicamente muchas veces con cuestiones económicas, es lo que creo o es una de las hipótesis que uno sostiene a partir de la imposibilidad que tienen algunos alumnos de instalarse en Pico para poder estudiar, entonces para ahorrar se quedan en sus localidades y viajan una vez por mes para cursar su carrera”.

Y puntualizó: “Ya desde el año pasado venimos observando que los estudiantes no logran instalarse en Pico, sino que más bien todos los días, ya sean presenciales o los que cursan a distancia, por una cuestión básicamente económica porque no pueden instalarse en Pico”.

Adaptación

La coordinadora del programa universitario explicó luego que “como equipo ya hace varios años que venimos trabajando y observamos cuestiones vinculadas a esta ambientación, como nuevos hábitos, horarios, modalidades de trabajo, que quizás los ingresantes no conocen por haber estado en el secundario. Y también hay cuestiones que trabajamos desde la lectura y escritura académica, más aún cuando estamos en carreras que tenemos la responsabilidad de formar a otros chicos dentro de lo que es el sistema educativo. Nuestra preocupación es mayor en ese sentido”.

Y agregó que “nosotros insistimos que la formación docente es un compromiso, no solo desde lo personal sino desde lo social y cultural, y en los distintos niveles educativos. Por eso, que elijan una carrera de formación docente nos enorgullece como casa de estudios”.

Para insistir luego en que “intentamos romper con eso que es ‘una carrera fácil, corta’, tratamos de romper con eso insistiéndoles en el compromiso social, ético y moral que implica la docencia como carrera universitaria”.

Finalmente, Quipildor señaló sobre la ambientación de los nuevos estudiantes que “en estos primeros encuentros yo insisto mucho en lo que significa ser un estudiante universitario, y les explicó que nadie va a golpearles la puerta para darles la información sino que uno tiene que poder desarrollar algunas habilidades que le permitan encontrar la información. La información y las posibilidades están, la Universidad Nacional de La Pampa y la Facultad de Ciencias Humanas en particular tienen un montón de servicios para acompañarlos y dar respuesta a esto”.

Temas en esta nota: