Will Smith y Ronaldinho, los destacados de la ceremonia de clausura

El ex futbolista brasileño y el artista estadounidense, le pusieron la onda a una austera fiesta.

El exfutbolista brasileño Ronaldinho, el cantante y actor estadounidense Will Smith junto con Nicky Jam y la albano-kosovar Era Istrefi, iluminaron la ceremonia final antes del choque entre Francia y Croacia en el estadio Luzhniki de Moscú.

ronaldinhio

Con una duración de un cuarto de hora, en la ceremonia participaron cerca de 800 personas. Tuvo mucho ritmo y la música fue el hilo conductor del acto.

El espectáculo comenzó con una bonita combinación al ritmo de la canción 'Moscú nunca duerme', se recordaron momentos destacados del torneo, a las once ciudades que albergaron los partidos de esta Copa y a las 32 selecciones participantes.

El cantante de 'reggaetón' Nicky Jam primero interpretó 'X' y a continuación, junto a Will Smith e Istrefi, la canción oficial del Mundial, 'Live It Up', producida por el afamado DJ Diplo.

Entre las canciones oficiales de los últimos Mundiales figuran "Un'estate italiana", de Edoardo Bennato y Gianna Nannini, en 1990; "Gloryland", de Daryl Hall con Sounds of Blackness, en 1994; y "La Copa de la Vida" de Ricky Martin en 1998.

En 2002, la canción oficial fue "Boom" de Anastacia, mientras que el himno oficial vocal de Vangelis incluía elementos sonoros típicos coreanos y japoneses. En 2006, "The Time of Our Lives" del cuarteto Il Divo fue un éxito rotundo. La canción "Waka Waka Waka (This Time for Africa)" de Shakira fue la canción oficial de Sudáfrica 2010 y "We Are One (Ole Ola)" fue la de Brasil 2014.

Ya fuera de la ceremonia de clausura, la entrada de la Copa del Mundo estuvo en manos de la modelo Natalia Vodianova y de Philipp Lahm, capitán de la selección alemana campeona del mundo el Brasil 2014. En la inauguración el encargado mostrar el trofeo había sido Iker Casillas, capitán de la selección española en Sudáfrica 2010.

En tanto, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, encabezó la presencia de autoridades en el estadio junto a los mandatarios de las dos selecciones finalista: Kolinda Grabar-Kitarovic por Croacia y el francés Emanuel Macron.

La presencia en el habitáculo principal del recinto estuvo plagado de jefes de estado y de gobierno de distintos países. Armen Sarkisyan, de Armenia, Alexander Lukashenko, de Bielorrusia, Ali Bongo Ondimba, de Gabón, Igor Dodon, de Moldavia, Mahamoud Abbas, de Palestina, Sheikh Tamim Bin Hamad Al Thani, emir de Catar, donde se celebrará la próxima edición del Mundial en el 2024 y Omar Al Bashir, presidente de Sudán.

Todos compartieron el palco junto al presidente de la FIFA, Gianni Infantino, que encabezó la relación de responsables de distintas federaciones internacionales y de otros mandatarios del mundo del fútbol.

Temas en esta nota: