Una larga pelea judicial para evitar un desalojo

Juana Moreno, flanqueada por los abogados Gerardo Almirón Ervin y Alejandro Sánchez Kalbermatten. La mujer realizó una presentación en el Consejo de la Magistratura para que se realice una auditoría en el expediente que la involucra.

“Decidimos no callarnos más... necesitamos la ayuda de ese sector de la Justicia que no es corrupto. Hace años que venimos luchando contra la mafia judicial”, dijo en el mes de febrero de este año -durante una entrevista con El Diario- la vecina achense Juana Moreno (80), quien junto a su marido Héctor Yamandú Domínguez (73 años) luchaban contra un intento de desalojo de una quinta que compraron hace más de 20 años en las afueras de General Acha.

Ahora -con dos fallos judiciales adversos-, la mujer decidió continuar la batalla judicial y, asesorada por los abogados bonaerenses Gerardo Almirón Ervin y Alejandro Sánchez Kalbermatten, apeló el rechazo a un pedido de nulidad que deberá resolver la Cámara Civil dentro de más o menos un mes.

La decisión judicial quedó en manos de la Sala 2, integrada por las juezas Adriana Gómez Luna y Gloria Albores. En caso de empate, definirán Guillermo Salas y Marina Álvarez.

“Además estamos escribiendo una demanda por cosa juzgada írrita... esto es, cuando hay una sentencia que ha pasado por cosa juzgada formal mediante fraude en una ejecución. Describimos que el juez interviniente estuvo en vínculo con otra parte”, explicó el abogado Sánchez Kalbermatten.

También dio a conocer que realizó una presentación en el Consejo de la Magistratura para que se realice una auditoría en el expediente. “María de los Ángeles Pérez fue la abogada firmante en ese expediente y después se convirtió en secretaria del Juzgado monopolizando toda la actuación no solo ella, sino también el juez Bonino”, denunció Sánchez Kalbermatten.

Reglamento

Juana Moreno, junto a sus abogados, se reunió ayer con los jueces Guillermo Salas y Marina Álvarez. “Nos atendieron muy bien... les planteamos a ellos la problemática que tiene la señora Moreno con los matriculados de General Acha debido a que nadie quiere defenderla porque no se quieren poner en contra del juez Bonino y del resto de las personas que lo rodean”, indicó Sánchez Kalbermatten.

Y explicó que “existe un reglamento, que es el artículo 31 de la Ley 3/62, que permite al Consejo Directivo del Colegio de Abogados asignar a las personas un defensor que los represente en juicio”.

“El juez Bonino fue apartado en septiembre de 2017 a instancia nuestra, pero desde ahí en adelante se sucedió toda una maratón de conjueces por distintos vínculos, y eso es lo mismo que nos venía pasando con los matriculados”, completó el abogado de Moreno.

Temas en esta nota: