Vendedores ambulantes oriundos de Buenos Aires que recorrían las calles de Parera fueron identificados por personal policial y se les inició una causa por tenencia de marihuana. Horas más tarde, dos jóvenes fueron demorados por tener cigarrillos de marihuana.