Extienden beneficios para la Zona Franca

General Pico (Agencia) - El ministro de la Producción, Ricardo Moralejo, anunció ayer que se extendieron los beneficios para las empresas, radicadas o por instalarse, en la Zona Franca más allá del año 2018, plazo en el que vence el contrato con el Concesionario. Esto daría mayor previsibilidad a algunas firmas interesadas en desembarcar en Pico, como un laboratorio de Brasil que se radicaría a partir del año próximo, mientras que el mes que viene comienza el proceso de instalación de una firma vinculada al software y hardware.

Moralejo ofreció ayer una rueda de prensa junto a funcionarios de su cartera y el presidente del Comité de Vigilancia de la Zona Franca General Pico, Germán Luqui, al término de la reunión que mantuvieron todas las partes que integran dicho comité.

En el inicio de la rueda de prensa, Moralejo expuso sobre la aprobación de la Resolución N° 12/18 del Comité de Zona Franca, a través de la Ley N° 3111, que “ratifica los beneficios que tendrían las empresas radicadas y las que estén por radicarse, dentro de 10 años, que es cuando vence el contrato con el concesionario”. Y remarcó el ministro que estos documentos “ratifican los beneficios a futuro, dando un marco de confianza para seguir invirtiendo y creciendo en su posicionamiento”.

Moralejo adelantó por otra parte la inminente radicación, prevista para el mes próximo, de una nueva empresa de servicios tecnológicos avanzados para empresas de primer nivel nacional. Indicó que se trata de “la empresa CEDI, una empresa de servicios tecnológicos que da soluciones de software o hardware, y esto es muy importante porque estos servicios no van a ser solo locales y regionales, sino que están extendidos a nivel país”.

El presidente del Comité de Vigilancia, Germán Luqui, amplió que dicha firma tiene su sede en la provincia de Córdoba y “se dedicada a la comercialización de licencias de primeras marcas y también trabaja con el armado de Data Center, cuenta con clientes a nivel nacional tanto gubernamentales como privados, y viene a concretar un proyecto interesante. Están pensando en una primera etapa de incorporación de personal de alrededor de 15 a 20 personas”.

Laboratorio

Por otra parte, el ministro Moralejo se refirió a los avances con un importante laboratorio, cuya radicación se demoró por los “vaivenes económicos que se observan a nivel mundial”, según indicó el funcionario provincial.

La empresa de referencia es Blau Farmacéutica, que tiene la sede central en Brasil y podría hacer pie en La Pampa durante los primeros meses del año próximo.

Los funcionarios explicaron que dicho laboratorio “fabrica una línea de productos inyectables, ya sea en ampollas como en polvo”. Y adelantaron que “el año próximo iniciarán la obra civil que les llevará un año y medio o dos años, en ese lapso empezarán con los trámites de las habilitaciones, de preparar a la gente para iniciar la producción”.

Y destacaron que “no han pedido acompañamiento financiero por parte del Gobierno; sí solicitaron el acompañamiento logístico para poder instalarse y hacer todos los trámites legales, hay que tener en cuenta que estamos hablando de una inversión estimada en los 40 millones de dólares”, indicó Moralejo, para luego señalar que la empresa -en plena etapa de producción- podría incorporar alrededor de 300 personas.

Beneficios

“Nuestra Zona Franca es especial, es una Zona Franca de producción y tiene beneficios que ninguna otra posee”, recordó Moralejo. Para destacar luego que ahora se sumó el “plus” de la reafirmación de esos beneficios especiales por otros 10 años, un puntal que los empresarios ven como “garantista” a la hora de definir una inversión en el lugar.

El ministro de Producción se refirió por otro lado a las posibilidades de inversión de nuevas empresas en la Zona Franca de Pico, en el actual contexto económico financiero. Y admitió en tal sentido que “lamentablemente la situación económica frenó mucho los proyectos, varias empresas están recalculando hacer inversiones y por eso somos cuidadosos de no generar falsas expectativas, hablamos sobre realidades”.

Pero confió luego en que “las posibilidades son importantes, estamos trabajando para hacer convenios con otras Zonas Francas como las de Iquique, Uruguay, Colombia y Barcelona, La idea es darle un vuelo internacional a la ZFGP para que esté en otros ámbitos de conocimiento para muchos países”.

“Esta Zona Franca sigue creciendo, este año se realizaron alrededor de 530 operaciones, se van a superar las realizadas el año anterior, lo que significa que a pesar de esta mala coyuntura seguimos creciendo, mantenemos el número de empleados directos (alrededor de 450) y más de 30 itinerantes”, destacó Moralejo.

Según los datos suministrados ayer, la Zona Franca tiene en la actualidad 18 empresas en plena producción, más de 40 la utilizan como espacio de almacenamiento o para producto terminado, hay varios usuarios que han tramitado los contratos pero no avanzaron con la radicación por distintos motivos. Servicios, textiles, alimentos, agroindustria y metalúrgica son algunos de los rubros de las empresas activas.

Temas en esta nota: