Fallo reconoce la representación gremial de ATE en Pico

General Pico (Agencia) - La titular del Juzgado Laboral Nº 1, Laura Juan, declaró la inconstitucionalidad del artículo 130 del Estatuto Municipal de Pico y, al mismo tiempo, le ordenó al municipio reconocer a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) como representante de los trabajadores municipales afiliados a este gremio. Se trata de una sentencia en primera instancia que probablemente el municipio apele, pero el asesor legal de ATE adelantó que llegado el caso- accionará para que la orden se cumpla en lo inmediato.

Los trabajadores municipales de Pico desde hace algunos años no tienen a nadie que los represente gremialmente ante cualquier conflicto. El único gremio reconocido, el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM), se encuentra intervenido luego de diversas irregularidades.

Por otra parte, hay empleados afiliados a ATE, pero el municipio históricamente citó el artículo 130 del Estatuto y Escalafón del Personal de la Municipalidad de General Pico, creado en 1983, para desconocer a cualquier otro gremio que quiera entrar y continuar moviéndose con la comodidad de contar con dirigentes del mismo “palo político” ante cualquier eventualidad.

Los dirigentes de ATE reclaman desde hace años por el derecho constitucional de representar al trabajador que libremente decidió afiliarse a dicha organización. Probaron con el diálogo y no funcionó. Realizaron protestas y tampoco resultó. Cursaron notas formales y recibieron negativas. Fueron al Concejo Deliberante para pedir la modificación del citado artículo y no sucedió. Finalmente, fueron a la Justicia y ahora, en primera instancia, les dieron la razón.

La jueza laboral Laura Juan respondió la acción de amparo interpuesta por el representante legal de ATE, Ezequiel Marquesoni. En su fallo, la magistrada consideró que “el art. 130 contradice los postulados constitucionales y a la ley de asociaciones sindicales”. Y resolvió: “Es procedente declarar la inconstitucionalidad del art. 130 del Estatuto y hacer lugar al amparo en cuanto que la demandada deberá en el futuro reconocer como representante de los trabajadores municipales también a ATE”.

Antecedente

En diálogo con El Diario, el abogado Ezequiel Marquesoni recordó que “en toda la provincia de La Pampa los trabajadores municipales se rigen por la Ley 643, a excepción de las Municipalidades de General Pico y Realicó, donde tienen el mismo Estatuto con el contenido y mismo número de artículo, el 130, pero en el año 2003 y a pedido de ATE, los concejales de Realicó habían reformado esta ordenanza”.

Y destacó que tras innumerables reclamos a las autoridades locales, “ni siquiera invocando este antecedente se logró una respuesta positiva en el municipio de Pico, entonces tuvimos que recurrir a la Justicia para que un juez declare la inconstitucionalidad de esa norma”.

El letrado sostuvo que ahora “la jueza (Laura Juan) dijo que este artículo era inconstitucional porque ATE quedaba como un convidado de piedra en la situación gremial que se planteara”.

Y observó sobre la resolución judicial que “esto no lo tomamos como una pelea, sino como un reconocimiento de algo que se venía postergando desde hace mucho tiempo y que entendíamos que, en los 35 años que pasaron (desde la creación del Estatuto Municipal), es un tiempo más que razonable para que se replantee cuando se invoca una norma que es injusta”.

Consultado por los motivos de fondo de la negativa del municipio local, el abogado indicó que “la interpretación que hace ATE es que fue una norma sancionada por un Poder Legislativo que tenía afinidad política con el Poder Ejecutivo y con la conducción del gremio SOEM. Es pública que la postura política del gremio es oficialista, y si bien todo el mundo tiene el derecho de tener la postura política que se le ocurra, entendemos que no por eso el gremio ATE debe ser desatendido en sus reclamos”.

Marquesoni aclaró que “la sentencia no está firme y hay instancia de apelación ante la Cámara de Apelaciones en principio”. Pero anticipó al respecto que “si siguen sin ser recibidos o sin que se les reconozca representación gremial, alegando la Municipalidad que la sentencia no está firme, tendremos que interponer una medida cautelar que asegure el tratamiento en igualdad de condiciones por contar con una sentencia a favor aunque no esté firme”.

Temas en esta nota: