Los jueces de Ejecución Penal de La Pampa ordenaron prohibir el ingreso de presos que no sean pampeanos, a las autoridades de la Unidad Penal 4 y la 13 de mujeres, luego de más de 10 años de incumplimientos de compromisos administrativos, legales y políticos por parte del Servicio Penitenciario Federal.