Otra denuncia por abusos policiales contra mujeres

Ocurrió en la Seccional Primera y lo denunció la militante política Liliana Rechimont, quien junto a otra mujer fueron agredidas por policías varones.

A poco más de 24 horas de los hechos de intimidación policial que sufrió un grupo de mujeres que participó de la movilización del 8M, la Policía de La Pampa se ve envuelta en otra denuncia por excesos por un episodio ocurrido durante la madrugada de ayer en la Seccional Primera.

La denuncia la hizo Liliana Rechimont, dirigente de ATE y del Partido del Trabajo y del Pueblo (PTP), víctima de lo ocurrido junto a su pareja y otra mujer a la que habían intentado ayudar.

En la esquina de la Primera, intentaron evitar que varios demoraran a una mujer y terminaron todos denunciados.

“A las 3:15 de la madrugada veníamos de cenar con familiares, llegando a mi departamento en la calle Padre Buodo, bien al costado de la Seccional Primera. Vemos dos mujeres discutiendo y una tercera separando. Empezaron a venir patrulleros, motos, camionetas. Personal femenino reduce a la que estaba discutiendo, y se la llevan. Pero a la chica que estaba separando la ponen contra la pared entre siete policias varones”, describió.

En ese momento decidieron intervenir. Ella, según cuenta, le gritó que la dejen y que llamen a personal femenino. “Mi compañero también les grita, y salgo corriendo para ahí. Un policia me empuja, a la chica se la llevan, nos rodean entre 10 y nos llevan entre empujones e insultos hasta la cochera de la Seccional. Cuando saco el celular para filmar, otro policía me empuja y lo rompe”, siguió contando.

“Lo único que queríamos es que venga personal femenino. A mi pareja lo redujeron y le pegaron, a mi me empujaron. A él lo detiuvieron, a mi no pero me mandaron a fichar a la Jefatura”, describió.

Adentro de la comisaría siguieron las provocaciones. Un oficial le reclamó porque se habían metido y asegurando que los policías varones pueden reducir a una mujer. “Sé perfectamente cómo tienen que actuar. Si no tienen personal femenino, tienen que calmar a la mujer -que en este caso no estaba haciendo nada- y llamar al personal femenino. La Unidad de Género está a tres cuadras”, advirtió.

“Que pase a 24 horas de la marcha del 8M es una vergüenza. Encima se quejaron de que nadie se pone en el lugar de ellos, que la tarea es difícil y no es reconocida”, siguió contando Rechimont, que también reveló que una oficial, de apellido Bazán, le dijo a la chica demorada “que se jodan por meterse en lo que no les interesa” cuando le reclamó por la actitud hacia los demás involucrados.

“Para cubrirse a mi compañero le hicieron un test de alcoholemia y le dio positivo, obviamente porque veníamos de un asado. Yo era la conductora responsable. La situación violenta la generó la Policía hacia nosotros”, remarcó. A su compañero lo liberaron a las 7 de la mañana.

“Desde mi lugar como sindicalista y representante del PTP en La Pampa vamos a salir a dar a conocer esta situacion. Voy a hacer una denuncia en Fiscalía. Que digan lo que quieran porque voy a ir hasta las últimas consecuencias. No pueden actuar de esa forma violenta hacia las mujeres ni vulnerando todos los derechos que tenemos como ciudadanas o ciudadanos. Este Gobierno le dio poder a Tierno como ministro, y Tierno le da luz verde a estos ineptos para hacer lo que les plazca y se manejan con total impunidad”, advirtió Rechimont.

Finalmente, señaló que como los efectivos le “tienen que ver la cara todos los días”, los hace responsables por lo que pueda pasarle. “A mi, a mi compañero, mi familia o mi auto que queda todo los días al lado de la comisaría”, avisó.

Temas en esta nota: