Cruce entre la UNLPam y el Superior Tribunal por las incompatibilidades

Mientras en la UNLPam trata un proyecto para regular compatibilidades, el rector Sergio Baudino dice que no pueden enviar el listado de profesores que pidió el STJ.

La UNLPam analiza un proyecto para regular las situaciones de incompatibilidad de quienes trabajan en dicha institución y al mismo tiempo en otras dependencias públicas. Además, el Superior Tribunal de Justicia (STJ) pidió a la universidad un listado de aquellos empleados que se desempeñan en el ámbito universitario y también en el Poder Judicial.

Sergio Baudino, Rector de la UNLPam, confirmó el pedido del STJ que preside Hugo Díaz. “Nos solicitan que nosotros demos el listado de personas que trabajan en el Poder Judicial”, expresó. La solicitud no es acompañada de un listado sobre quienes son los trabajadores consultados. “No se si vamos a poder elaborar lo que nos piden porque la nota supone que nosotros tenemos la información de quien trabaja en el Poder Judicial”, dijo Baudino y aclaró que “ésta situación es al margen del proyecto que se envió al Consejo Superior”.

El chisporroteo se produce a pocos días que una postulante a camarista Marina Alvarez asegurara que en el Poder Judicial “hay que trabajar más”, y explicara que el atraso de los expedientes se debe a la poca dedicación. El año pasado hubo un escándalo en la Facultad de Veterinarias con la situación del médico veterinario Juan Enrique Romero, que tenía dedicación exclusiva y reside en Buenos Aires.

En los dos ámbitos, el Poder Judicial, y la UNLPam el tema incomoda.

Regular

El proyecto mencionado apunta a “regular de manera específica, a nivel de la universidad, las situaciones de incompatibilidad o que situaciones se pueden admitir como compatibles”.

En una entrevista radial, Baudino detalló que “hay algunas situaciones que se han solucionado vía interpretación por dictamen jurídico, aplicando por razonamiento distintas regulaciones de incompatibilidad pensadas para ambitos diferentes” pero la universidad no tiene legislación interna al respecto. “No hay, hasta el día de hoy, una norma explícita del órgano máximo que es el Consejo Superior”, agregó.

Los razonamientos utilizados en los casos de incompatibilidad, “se rigen por normas vigentes desde hace muchos años a nivel mundial. Pensadas como derechos de quienes trabajan, no deberían trabajar más de 10 horas por dia o 50 horass semanales. Esa es la base de las distintas regulaciones que existen y nosotros queremos reglamentarlas para las actividades dentro de la universidad”, indicó.

El objetivo del proyecto, que ya es tratado en distintas comisiones del Consejo Superior, es que cada trabajador “entienda y sepa que es lo que puede hacer o no cuando se produce una situación que se considera no equilibrada”, expresó Baudino. Dichas situaciones pueden ser, por ejemplo, cuando un docente quiere tomar una nueva catedra o ampliar las horas que ya tiene. La regulación propuesta incluye a los 1100 docentes, 400 no docentes y 50

autoridades que tiene la UNLPam. “No pretendemos que el proyecto salga rápidamente y salga tál cual fue presentado sino que se trabaje, que se analicen los casos concretos que puedan existir”, manifestó el Rector. “Queremos que salga una norma que regule internamente las situaciones que son adminsibles y cuales entran en una incompatiblidad”, añadió.

El interés en un norma equilibrada apunta a “que no haya planteos o amparos judiciales sobre la vulneración de derechos adquiridos, que se regule lo que debe ser y que se repeten las normas”.

“No es algo urgente pero es necesario que la universidad regule internamente y que permita a toda la estructura atender, resolver y saber como posicionarse para tener las cosas solucionadas”, concluyó Baudino.

Temas en esta nota:


Las más vistas