La tarifa del Balneario Utracán generó un debate en el Concejo de Acha

El Concejo Deliberante de General Acha decidió ayer volver a comisión el proyecto relacionado con el cobro de acceso y utilización de las instalaciones del balneario de Utracán, uno de los sitios de veraneo más importantes de la zona sur de la provincia. Ediles amagaron con subir los valores propuestos por el Ejecutivo, pero la intendenta adelantó que aplicaría un veto.

En el proyecto original, enviado por la intendenta María Julia Arrarás, se estipulaban una serie de valores para los dos centros de esparcimiento de la zona en la próxima temporada: el Parque Campos y el balneario de Utracán.

En lo respectivo al primer lugar, la jefa comunal propuso que el uso de la pileta Municipal sea gratuito para menores de edad hasta los 12 años, de lunes a viernes, y una entrada de $20 para los mismos los días sábados y domingos.

En lo respectivo al acceso por parte de discapacitados y jubilados, el natatorio es gratis todos los días. Mientras que para los mayores de 12 años se estipuló el cobro de $25 durante toda la semana.

Con relación al balneario, ubicado a 10 kilómetros al norte de General Acha, el proyecto original proponía para menores de edad, entre 7 a 14 años, una entrada de $15; para mayores de 14 años, $30; por el ingreso a las piletas $30; ingreso al balneario de vehículos motorizados, $15; derecho de instalación de carpas, $40. En tanto que los niños de hasta 6 años, discapacitados y jubilados tendrán acceso gratuito.

Cambios

Durante el tratamiento en comisión, los ediles de la Unión Vecinal acordaron con los bloques del Pro y FrePam valores superiores a los propuestos por el Ejecutivo municipal, por considerarlos “insuficientes”.

Así, se propuso que los mayores de 12 años paguen $50 por el acceso al balneario, que el ingreso a las piletas del complejo tenga un valor de $60 pesos y que el derecho de instalación por carpa ascienda a $100 pesos, bastante por encima del número original.

En relación al ingreso de menores de 12 años, personas con discapacidad y jubilados, los mismos, se mantuvo la idea de no cobrales entrada.

Durante la semana los dos ediles del bloque del PJ habían adelantado su rechazo a los valores propuestos. En el mismo sentido se expresó el concejal vecinalista Lucas Kisler, recientemente asumido tras la renuncia de Adriana Benzecry.

El tema parecía encaminado a su aprobación, sin embargo desde el Ejecutivo municipal se comunicaron con el Concejo para anticipar el rechazo a las subas de las tarifas acordadas y advirtieron con vetar la ordenanza.

Finalmente, durante la sesión desarrollada anoche, los ediles del oficialismo decidieron dar marcha atrás con las modificaciones acordadas. Mientras que desde el Pro y el FrePam insistieron en los aumentos al considerar que los valores pretendidos por Arrarás no alcanzan a cubrir los costos de funcionamiento y mantenimiento del balneario.

Ante la falta de acuerdo, se decidió volver el tema a comisión. La de anoche fue la última sesión ordinaria del año, por lo que para poder aprobar el proyecto se deberán habilitar sesiones extraordinarias.

Temas en esta nota: