El boleto del transporte público duplicará su valor en General Pico

General Pico (Agencia) - En el Palacio Municipal de General Pico se llevó a cabo esta semana una importante reunión entre funcionarios de la comuna y referentes de CORPICO, para tratar los pasos a seguir tras la quita de subsidios de Nación al transporte público de pasajeros. Si bien nadie se expresó oficialmente, fuentes confiables adelantaron que el precio del boleto aumentará considerablemente, que se suprimirá una línea y se ajustarán otras cuestiones “operativas” para bajar los costos sin resentir el servicio.

El intendente Juan José Rainone llevó a cabo días atrás una importante reunión en la Secretaría de Gobierno de la Municipalidad, luego de informarse sobre la quita de subsidios en el transporte público de pasajeros por parte del Gobierno Nacional. En este marco mantuvo un encuentro con la secretaria de Gobierno, Belén Lavechia; el hasta ese momento director de Prevención y Convivencia Ciudadana, Luis Daratha; personal del área de Transporte del municipio y referentes del servicio de CORPICO.

A raíz de la quita de los subsidios nacionales, lo que provoca una situación más que perjudicial en las finanzas, el municipio y la cooperativa evaluaron qué impacto tendrá la medida en General Pico. Allí se establecieron líneas de trabajo de ambas partes para evaluar pasos a seguir a futuro, con el objetivo de que no se deteriore el servicio que presta la entidad solidaria a través de la concesión municipal.

Hasta el momento nadie quiso expresarse públicamente sobre lo ocurrido, pero El Diario consiguió importante información de fuentes que estuvieron presentes en el encuentro. Si bien las cifras no se dieron a conocer, el cálculo hecho en este momento arroja que el boleto que actualmente cuesta 9,50 pesos, pasaría a valer al menos el doble. También estuvo en tratamiento lo que ocurrirá con la tarjeta SUBE.

Además, como se terminó recientemente el paso a nivel que conecta los dos sectores del barrio Plan Federal del Bicentenario, se suprimirá una de las dos líneas que pasaba por el lugar, que no contaba con demasiado uso, y la restante conectará ambos tramos.

Por otro lado, las modificaciones permitirán reducir el tiempo de las frecuencias, que hasta ahora es cada 40 minutos y podría bajar a 30. Uno de los cambios para lograr la optimización del servicio, reduciendo gastos y así compensando en parte la quita de los subsidios, será modificar los recorridos para evitar las esquinas semaforizadas.

La fuente consultada indicó que en los próximos días se mantendrán nuevas reuniones para avanzar e ir tomando decisiones en el corto plazo. Cabe destacar que, al ser un servicio concesionado por la comuna, cualquier cambio que se aplique tendrá que previamente pasar por el Concejo Deliberante.

Por último, en la búsqueda de afectar lo menos posible a los pasajeros, se planteó la posibilidad de gestionar ante el Gobierno Provincial algún tipo de aporte.

Temas en esta nota: