Se les quemó la casa en Anguil y piden un lugar para vivir

Nuria Aldana Gómez, contó que su hijo Tiziano (1 año) se recupera, con opraciones e injertos, en el Hospital Garraham. Y que por el incendio no tiene donde vivir.

“No sé que va a pasar. Pero necesitamos un lugar para cuando le den el alta”, dijo Nuria Aldana Gomez, la joven madre que sufrió quemaduras cuando quiso rescatar a su hijo Tiziano (1 año) de las llamas que se desataron en su casa de Anguil. Desde la cama del hospital, junto a su esposa Eduardo Camet pidió ayuda para afrontar la convalescencia de su bebé internado en el Hospital Garraham.

Nuria -quien sufre un retraso madurativo- le contó a El Diario la situación que enfrenta y la ayuda que requiere. También lloró al recordar a su pequeño hijo al que no ve desde hace una semana.

“No sé cuanto va durar esto. A él (Tiziano) lo van a operar. Pero no sé si va a estar un mes o cinco”, dijo la joven madre. Explicó que el bebé tiene quemaduras en las manos, le realizarán pequeñas amputaciones e injertos en el Hospital Garraham. Tiziano fue rescatado
por un vecino, mientras que la madre sufrió quemaduras en el brazo en su intento para rescatarlo del fuego desatado.

“Estoy tratando de recuperar. No puedo ir porque tengo que recuperarme de las quemaduras en el brazo y porque tengo una bacteria que le podría hacer mal el bebé”, dijo Nuria Gómez. "No estoy desconforme. Nos han ayudado. Pero que no nos abandonen ahora", remarcó la madre.

nuria quemada anguil hospital 2

Una vivienda

Eduardo Camet, pareja de Nuria, dijo que están pidiendo una vivienda en Anguil ya que la que ocupabnan se les quemó casi en totalidad. Era una pequeña piecita, donde tenían la ropa y la cama que ardieron con las llamas en un incendio ocurrido el pasado 1 de agosto.
“Necesitamos una casa para vivir. Tenemos que volver, no sé cuando va a hacer. Pero si despés viene el bebé tenemos que tener nuestra casa”, dijo Camet. Aseguró que el intendente le prometió una vivienda, aunque ahora le están buscando un lugar para alquilar.
“También me dicen que un tiempo vaya a lo de la prima. Pero yo soy municipal y salgo de trabajar, no puedo estar molestando en una casa ajena”, explicó Camet.
Además tiene mucha ropa donada que está en Santa Rosa, en Toay y en Anguil, que no pudieron ir a buscar porque no tiene un lugar donde dejarla. “Son cosas que ha donado la gente, pero no logramos conseguirlas porque no tenemos donde guardarlas”, afirmó.

La angustia de una madre

Nuria le contó a El Diario que no puede dejar de sentirse culpable de lo ocurrido. “No puedo quitarme la culpa de que yo no haya podido sacarlo del fuego”, confió entre lágrimas Nuria.
“Lo que más sufro es que me haya separado de mi bebé desde hace varios días. Es lo peor”, explicó Nuria. Además de la angustia de recibir la información de las operaciones a las que será sometido el pequeño. “Tengo todas las dudas. No sé si volverá a ser el bebé alegre y picarón que era”, confesó en medio del llanto.
De todos modos, dijo que tenía la esperanza que Tiziano se recupere: “si llegó vivo al Garraham, el se va a recuperar”.

Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20