Las familias de El Nuevo Salitral piden que el intendente los reciba

Las familia que toman terrenos cerca de la laguna y el Megaestadio decidieron ir el lunes al municipio para pedirle audiencia al intendente. Por ahora, no habrá marcha.


Las familias que ocupan terrenos en “El Nuevo Salitral” pedirán el próximo lunes una audiencia con el intendente Leandro Altolaguirre para plantear el reclamo de una solución al problema habitacional que padecen. El último viernes por la tarde realizaron una nueva asamblea y decidieron buscar un canal de diálogo con el municipio. Por ahora, dejaron de lado la posibilidad de marchar hacia el centro de la ciudad.

Las familias llevan dos semanas en el asentamiento cercano al Megaestadio y la laguna Don Tomás, en el noroeste de la capital. Durante la asamblea surgió la idea de llevar una carta abierta al intendente y pedir una audiencia. También reclaman que el gobierno provincial los reciba.

En la asamblea, decidieron que hasta la comuna irá un grupo de voceros de las familias, que ya son más de 130. A pesar de que algunos vecinos, en la asamblea del jueves, habían propuesto realizar una marcha para visibilizar la lucha, esa alternativa por ahora se rechazó.

La carta que preparan los vecinos se dirigirá también a Di Nápoli, al gobernador Carlos Verna y a su sucesor Sergio Ziliotto. Allí puntualizarán la necesidad de una urgente intervención del estado para auxiliar a los residentes del asentamiento a sobrellevar las duras condiciones que afrontan.

La ocupación de terrenos fiscales explotó hace dos semanas en en noroeste de la ciudad. Primero fueron una decenas de grupos familiares. Pero luego se aceleró la llegada y rápidamente se rebasó la capacidad de las tierras. Hay más de 120 familias.

Paralelamente, a los pocos días, se desencadenó otra toma en diez manzanas aledañas al barrio Santa María de Las Pampas. Allí también se asentaron familia con niños y ancianos en algunos casos, en precarias chozas o carpas. Se organizaron para marcar el loteo y repartir las parcelas.

Hasta ahora, ni el estado municipal ni el provincial han intervenido en forma activa.

 

  

Temas en esta nota: