La CTA apunta a Autobuses: “toman de rehén al pueblo de Santa Rosa”

“El lock out patronal, que está sufriendo la ciudad de Santa Rosa, por parte de ‘Autobuses Santa Fe’ y la inoperancia para resolver el problema desde el Gobierno Municipal, solo tiene un perjudicado, el pueblo santarroseño”, dice el comunicado de la CTA Autónoma. Críticas a los dos intendentes.

Señala -el documento que lleva la firmna del secretaro general Ricardo Araujo- que “han tomado de rehén al pueblo, al sector más castigado por las políticas de hambre del Gobierno Nacional, la barriada, los que menos tienen. El sector más vulnerable”.

La organización sostiene que “desde que Macri sacó los subsidios al gasoil para el transporte se sabía que una situación como ésta estaba al llegar, desde Autobuses dieron varias señales negativas y el municipio, o no las interpretó o no le dio la importancia que se necesitaba. De haber tenido rápidos reflejos se podría haber impedido dejar sin medio de transporte público a la capital de una provincia”.

“Han pasado 6 días sin colectivos y no hay una solución a este problema, un cuarto intermedio después de una reunión de negociación en “buenos términos” entre Autobuses y el gobierno Municipal pero que no son tan buenos para los usuarios diarios del transporte. Por ahora gana el apriete empresarial”, asegura la CTA Autónoma.

“No necesitamos buenos términos, necesitamos una reacción y una solución inmediata desde la Municipalidad para garantizar el servicio”, agrega.

La CTA considera que “hoy más que nunca esta ciudad necesita una empresa pública estatal, un servicio seguro que lo maneje el estado. Hay ejemplos concretos como el EMHSU, cual fue estatizado y funciona muy bien. Se tiene que terminar con esa política de enriquecer a privados a costa del sacrificio de los ciudadanos. No se puede subsidiar a empresarios para que brinden un servicio. Esas mismas partidas millonarias de dinero se pueden utilizar para desarrollar el servicio Estatal. Necesitamos de esa decisión política. Basta de que el pueblo pague para llenar los bolsillos de empresarios”.

Afirma que “por otra parte, sorprende el silencio del intendente recientemente electo, quien tendría que estar hablando de cuál va a ser su solución a tal crítica situación. El problema es de ciudadanos pampeanos, ante la nula reacción del municipio, el gobierno provincial debería tomar cartas en el asunto y garantizar el servicio”.

Temas en esta nota: