Los padres denunciaron a una mujer policía y desatención del hospital

Los familiares ampliaron la denuncia inicial ante el fiscal general. Además, destacaron la actuación de la Unidad Funcional de Género (UFG) de General Pico.

General Pico (Agencia) - Ayer por la mañana se presentaron en Tribunales los padres de la chica de 18 años que denunció haber sido violada el pasado fin de semana. Lo hicieron para realizar una ampliación de la denuncia, donde apuntaron al maltrato de una mujer policía que intervino en los primeros minutos del procedimiento y también a la falta de contención que la víctima tuvo en el Hospital Centeno.

La madre y el padrastro de la adolescente llegaron para entrevistarse con el fiscal general, Armando Agüero, y realizar una ampliación de la denuncia. Relataron que una mujer policía trató a su hija y a una amiga de “putitas que se tenían que bancar lo que les pasó”. Y remarcaron también que tras realizar la denuncia en la Unidad Funcional de Género, donde sí destacaron que fueron muy bien atendidos, en el hospital la chica debió esperar desde las 9 de la mañana hasta las 16 horas para que recién un médico certificara sus lesiones.

Cabe recordar que un joven ya fue formalizado y permanece con prisión preventiva por 60 días, sospechado de ser el autor de la violación ocurrida el pasado sábado por la noche. Según el relato de la víctima y su amiga, un conocido y otro joven les ofrecieron llevarlas hasta su domicilio, pero pararon en un complejo de departamentos, supuestamente para recoger una mochila.

Allí la chica pidió pasar al baño y el joven, a quien no conocía, ingresó al lugar y la sometió sexualmente. En el mismo momento llegó la novia del supuesto abusador y comenzó a golpear a la víctima. El escándalo generó el llamado de vecinos a la Policía, que en cuestión de minutos llegó al lugar.

Pero la llegada de la fuerza policial, que para las dos amigas significaba que fueran rescatadas, según el relato de los padres complicó aún más las cosas. Mientras la víctima sangraba y pedía ayuda, una mujer policía comenzó a tratarlas de “putitas” y a culparlas de un supuesto robo de un celular no cometido.

Ampliación

Tras entrevistarse con los investigadores judiciales, el padrastro de la chica explicó que “lo que se hizo fue brindar más datos sobre la investigación, por el accionar que tuvo la Policía en el departamento y la negligencia que hubo en el mal manejo del hospital con mi hija, por las tantas horas que la tuvieron sin atender y en el estado en que estaba, no hubo contención”.

Indicó que aún no identificaron a la mujer policía, pero adelantó que “estamos en eso”. Y observó: “Hay cosas que no entendemos, porque siendo una mujer policía, viendo la situación que se estaba viviendo, no se entiende cómo actuó, en vez de estar con las nenas, están en contra de las nenas, acusándolas, la acusaban en vez de ver realmente lo que había pasado”.

El hombre destacó también que hasta ayer al mediodía la chica no había recibido contención psicológica, mientras que sobre su estado indicó que “le agarraron ataques nervios y no ha dormido bien”.

Señaló que, a partir del momento que decidieron contar públicamente lo ocurrido, “hemos tenido mucha ayuda de mucha gente, familiares, amigos y hasta una exnovia del chico que nos comentaba que hace un par de años tuvo algunos episodios, no sé si similares, pero sí que tenían esos arranques”.

Los progenitores de la víctima aclararon también que no conocen al joven detenido. “Nosotros nunca lo vimos, no conocemos la familia, ni nada, ni siquiera mi hija lo conocía”.

Finalmente, destacó que “no nos podemos quejar del fiscal porque sinceramente nos atendió en todo momento y está todo encaminado para que la justicia lo condene”.

Temas en esta nota: