Médicos Comunitarios: dos meses sin cobrar

Las 35 mujeres que integran el plantel denunciaron el “vaciamiento y desfinanciamiento” del programa.

El año pasado Nación anunció la baja del programa pero la movilización logró que se extendiera seis meses más. Las trabajadoras reclaman que sean incorporadas al estado provincial ya que cumplen tareas en la Atención Primaria de la Salud.

“Actualmente las Profesionales y Agentes Sanitarias nos encontramos sin contrato desde diciembre de 2017 y con una deuda de nuestra beca de dos meses por parte del Gobierno Nacional sin probabilidad de pago. Además a pesar de los intentos de diálogo y comunicación que se han realizado no se ha logrado que el Gobierno Provincial de respuesta a nuestra acuciante realidad. A pesar de esta situación las trabajadoras continuamos realizando actividades y prestando servicios dentro del Sistema de Salud Pública de la Provincia de La Pampa”, aseguraron en un comunicado de prensa.

“Somos 35 mujeres, Trabajadoras Sociales, Nutricionistas, Kinesiólogas, Psicólogas y Agentes Sanitarias, que estamos sumergidas en una absoluta situación de vulnerabilidad laboral, porque dependemos del Programa “Médicos Comunitarios”, el cual ofrece otorgar una beca que no está pagando. Sumado al vaciamiento de trabajadores y recursos a nivel nacional y agravado por la indiferencia del gobierno local no tenemos información certera sobre nuestra continuidad laboral”, afirmaron.

Explicaron que “nuestro trabajo -desde hace más de 10 años aproximadamente- se basa en la Atención Primaria de la Salud siendo la herramienta fundamental de intervención dentro de los Centros de Salud y el eje dentro de un modelo de abordaje integral de las problemáticas de salud”.

“Este modo de contratación (beca), prometía desde el inicio (antes de 2007) la incorporación del personal formado a la planta permanente de la provincia en forma paulatina. Es evidente que esto no se hizo efectivo y las condiciones no han variado desde entonces, lo cual pone en riesgo la continuidad laboral y la de los procesos de atención, prevención y promoción de la salud que en forma cotidiana llevamos adelante”, dijeron.

En enero pasado, el ministro de Salud Mario Kohan recibió a un grupo de trabajadoras. “Durante los últimos años realizamos presentaciones de notas y reuniones con las autoridades provinciales que dieron resultados infructuosos y respuestas absurdas e irregulares. Pensamos que las condiciones actuales, vulneran nuestros derechos como trabajadoras de la salud, en cuanto nos excluye de beneficios laborales e ingresos en comparación con nuestros propios compañeros del equipo de salud”, comentaron.

“Exigimos repuestas al Ministerio de Salud, habida cuenta que estos equipos requieren estabilidad laboral -pase a la Ley N° 1279 de Carrera Sanitaria- no sólo por una cuestión laboral y económica, sino también, que esta permanencia permitiría proyectar en el tiempo el trabajo en los Centros de Salud y dar respuestas desde un “Modelo verdaderamente Integral” a las demandas de salud de la comunidad. Decimos NO a dejar de trabajar por la salud de todos los pampeanos. Apelamos una vez más a la voluntad de nuestro Gobernador para dar la solución correspondiente a ésta situación laboral, como lo realizó en otras áreas”, completaron.

Temas en esta nota: