YPF: el gobierno apelará el fallo

El Gobierno apelará el fallo de un tribunal de EE.UU que ratificó la jurisdicción de la justicia norteamericana para resolver una demanda del fondo buitre Burford por no menos 3 mil millones de dólares por las acciones que el Grupo Petersen tenía en YPF-Repsol.

El Procurador General de la Nación, Bernardo Saravia, como representante del estado argentino en el juicio en Nueva York, y otras autoridades de la Nación analizan la estrategia a seguir, informó el diario del Grupo Clarín.

Una posibilidad es apelar directamente a la Corte Suprema de EE.UU y la otra es pedir una revisión del fallo de este martes por parte de un plenario de los jueces de la Cámara de Apelaciones, algo que está permitido en las normas procesales norteamericanas, y no solo de una sala de ese tribunal.

Mientras tanto, dice un artículo que firma Eduardo Van der Kooy, Saravia analiza pedir el llamado proceso Discovery a la jueza de instrucción Loretta Preska, quien debe decidir la cuestión de fondo: si se violó el estatuto de YPF cuando se reestatizó la petrolera. Este proceso tendrá enormes repercusiones políticas. La idea del oficialismo es que si la operación fue irregular, el fondo buitre no tendría derechos para continuar con su demanda.

Saravia ya comenzó a redactar ideas para la apelación que girarán sobre el hecho de que los miembros del tribunal de Nueva York "interpretaron la Constitución Argentina e incurrieron en varias contradicciones".

Paralelamente, la diputada de Cambiemos Elisa Carrió reclamará al Gobierno que directamente solicite a la Justicia de EE.UU el inicio del Discovery para investigar cómo fue la ruta del dinero para que el Grupo Petersen comprara el 25 por ciento de las acciones de YPF-Repsol durante el gobierno de Néstor Kirchner y luego, en el 2012 tras la polémica reestatización de la petrolera por parte de Cristina Kirchner, se vendieran esas acciones al fondo buitre Burford.

Carrió dijo que quiere saber "si en todo este proceso" se pagaron supuestas coimas a ex funcionarios K. Este fondo buitre ahora reclama 3 mil millones de dólares de capital, que sumados los intereses, costas del juicio y otros gastos, llegaría a 5 mil millones.

Temas en esta nota: