Fiscalías de Género: no hay personal suficiente

Sobre la presencia de la perspectiva de género en los funcionarios judiciales que intervienen en este tipo de casos, el fiscal Walter Matos consideró que “se ha avanzado mucho en este sentido”.

El fiscal de Delitos de Violencia Familiar y de Género, Walter Matos, afirmó que “no hay el personal suficiente” para atender los casos y denuncias de mujeres, que se incrementaron sensiblemente en los últimos años. El funcionario judicial sostuvo que en el área se evalúa cuáles son las denuncias “más graves y pertinentes” para darles prioridad y que no pueden dar una respuesta “eficiente” a todas las mujeres que acuden a los tribunales.

El aumento de las denuncias por violencia de género en todas las circunscripciones judiciales de la provincia fue reconocido esta semana por el miembro del Superior Tribunal de Justicia José Sappa. El magistrado admitió ante una consulta de El Diario que falta aún coordinación con otras áreas del Estado y ampliar horarios y guardias para dar una mejor cobertura a este tipo de casos.

Ahora un fiscal reconoció que faltan recursos. “No hay personal suficiente, más allá de los esfuerzos que se han realizado y que existen tres fiscales de Género, lo cierto es que se está en una situación crítica”, señaló Matos en declaraciones al canal de la cooperativa. “Existen numerosos casos que nos entran por guardia día a día. Y el personal que se tiene no resulta suficiente. Se trata de dar una respuesta oportuna a todos evaluando, a criterio del fiscal, cuáles son los casos más graves y pertinentes”, acotó.

De todos modos, el fiscal no tiene dudas sobre el diagnóstico: “En el día de la fecha no estamos en condiciones de dar una respuesta efectiva a todos los reclamos y denuncias que se hacen”.
Por otra parte, Matos explicó que “cuando va una persona a manifestar estas situaciones, incluso previo a radicar la denuncia, lo que se hace es una intervención y un abordaje interdisciplinario. La Unidad Funcional de Género cuenta con un equipo técnico, es un cuerpo de asistentes sociales y sicólogos, que entrevista previamente a la víctima. Se le hace ese abordaje, esa intervención sicológica y después se toma la denuncia, ya más con los aspectos más formales en lo que hace a la investigación del hecho puntual”.

Sobre la presencia de la perspectiva de género en los funcionarios judiciales que intervienen en este tipo de casos, consideró que “se ha avanzado mucho en este sentido”.

“Desde el Ministerio Público Fiscal se han adoptado medidas tendientes a lograr esta perspectiva. Hoy en día los fiscales que integramos la Unidad Temática de Género concursamos para ser fiscales de Género, no para ser fiscales que investigan otro tipo de delitos”, insistió.

Temas en esta nota:


Las más vistas