La CGT convocó a un paro el 25 de junio

La Confederación General del Trabajo (CGT) anunció esta tarde un paro nacional por 24 horas para el próximo lunes 25 de junio, sin movilización, en rechazo a las políticas del gobierno nacional.

Así lo anunció en la sede de Azopardo el integrante del triunvirato Héctor Daer, acompañado por Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña.

"Luego del debate la conclusión es que los datos económicos y de empleo, los datos que tienen que ver con todo lo que afecta a los sectores más vulnerables se van afectando y cada vez son más alarmantes", señaló Daer.

Por eso, afirmó: "Lo que hemos decidido es declarar el día 25 un paro de actividades por 24 horas sin movilización".

Confirmaron que a la jornada de protesta se sumará la Unión Tranviarios Automotor (UTA), por lo que no habrá transporte público de pasajeros.

Tras una reunión del Consejo Directivo, los dirigentes sindicales confirmaron que el Gobierno les propuso "crear una comisión para analizar los despidos por actividad y sector con representantes empresarios y sindicales".

"Nosotros buscábamos algo mucho más imperativo, respecto de que no habrá más despidos. Pero siempre nos ponen la zanahoria para dentro de 6 meses", cuestionó Daer ante la prensa.
Schmid agregó: "Nosotros estamos señalando que el Gobierno tiene que corregir el trazado económico y el Gobierno ha respondido según su naturaleza, ya que la visión del equipo económico es que no pueden intervenir en las reglas del mercado. Nosotros estamos en las antípodas de eso"

La reunión prevista para este mediodía entre el Gobierno y la cúpula de la CGT fue sorpresivamente cancelada por los gremios, a pocos minutos de que debiera arrancar.

Así lo difundieron varios medios porteños. "Hay que preguntarles a ellos por qué la suspendieron", le dijo al diario del grupo Clarín un funcionario de estrecha confianza del ministro de Trabajo Jorge Triaca, al señalar que no los gremios no dieron mayores explicaciones. "Es un tema interno de ellos", apuntó otra voz.

Triaca tenía previsto recibir a los gremialistas acompañado por el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y el vicejefe de Gabinete Mario Quintana, quienes lideraron la primera convocatoria el jueves pasado.

Ese día, los sindicalistas plantearon una agenda de cinco puntos, mientras que la contraoferta del Gobierno fue el decreto que firmó Macri, en el que habilitó un mecanismo para rediscutir los salarios y recomponer los salarios "hasta un 5%", siempre que así se pusieran de acuerdo los gremios con cada sector. Igual, quedaron en seguir negociando este martes, lo que fue recibido con expectativa por el Gobierno.

Entre otras cosas, reclamaban que "no haya despidos en el sector público y privado por los próximos seis meses" y "la reapertura de paritarias sin techo", además del pedido de que el Impuesto a las Ganancias no impacte en el aguinaldo que se cobrará en julio.

Ante esta decisión de los gremios, en Casa Rosada admiten que la negociación "está caída" y que "todo indica que quieren ir al paro".

No obstante, creen que, en ese caso, la CGT se diferenciará del líder camionero Hugo Moyano, quien ya confirmó el paro para este jueves, que tendrá el apoyo de la CTA.

Temas en esta nota: