EE.UU no descarta una intervención militar en Venezuela

La Casa Blanca dejó en claro que no descarta una intervención militar en Venezuela para desalojar a Nicolás Maduro del poder y hasta se permitió enviar un mensaje muy concreto en ese sentido, mediante un "descuido" del asesor en Seguridad nacional, John Bolton, una halcón republicano que desde su ingreso al gabinete de Trump impulsó las jugadas más agresivas en política exterior.

Bolton brindó este lunes una conferencia de prensa y cuando le preguntaron sobre una posible intervención militar en Venezuela, afirmó que "el presidente dejó en claro que todas las opciones están sobre la mesa".

Pero no se quedó en la declaración. En lo que pareció una típica maniobra de las guerras de inteligencia que parecen haber regresado a la región, Bolton "accidentalmente" dejó ver ante los periodistas y fotógrafos que desbordaban la sala, una nota en su bloc amarillo con una única línea: "5.000 tropas a Colombia". En la línea de arriba se puede leer "Afganistán=abiertos a charlas". No parece un descuido, sino un mensaje al régimen chavista, mucho más contundente que la retórica habitual.

Cuaderno

"5.000 tropas a Colombia", se puede leer en el cuaderno del asesor John Bolton,que de manera ostentosa exhibió ante los medios.

El sitio de noticias Axios reportó el fin de semana que Trump consultó al senador republicano Lindsey Graham, miembro del comité de relaciones exteriores del Senado, sobre una posible intervención.

De acuerdo con el reporte, Graham narró que Trump le dijo "¿Qué piensas de usar la fuerza militar?" en Venezuela. Graham le habría recomendado al mandatario "tomárselo con calma" pues podría ser un asunto problemático.

Trump le habría respondido "Vaya, me sorprende, ya que tú quieres invadirlos a todos", a lo que Graham respondió que sólo a los que representan una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos.

Ahogo financiero

La ofensiva, como también anticipó este medio, incluye el ahogo financiero del régimen. Por eso, este lunes el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, anunció que va a bloquear el acceso de Nicolás Maduro a miles de millones de dólares fruto de las operaciones de la paraestatal petrolera PDSVA en Estados Unidos, a través de su filial Citgo. Se trata de un golpe brutal para la capacidad de operación del mandatario venezolano.

Esta decisión es clave para el "presidente encargado", Juan Guaidó, que necesita de manera urgente recursos para financiar los sueldos de los funcionarios y militares que lo reconozcan como autoridad legítima de Venezuela. Como viene sucediendo desde que se autoproclamó presidente, las acciones de Guaidó aparecen perfectamente coordinadas con la Casa Blanca, que parece dejarle anunciar los movimientos que luego concreta.

Este domingo en un mensaje por las redes sociales, Guaidó afirmó que ahora se iba a concentrar en asegurar que Maduro no pueda acceder a los recursos de Venezuela en el exterior. En otras palabras se refería a Citgo, la joya de la corona de la estatal Pdvsa, que opera en Estados Unidos.

Por si quedaban dudas, Mnuchin afirmó este lunes que el camino para levantar las sanciones de PDVSA "es a través de la transferencia de control expedita al presidente interno o a gobierno subsecuente democráticamente electo que esté comprometido a combatir la corrupción".

La Casa Blanca informó que, para reducir el impacto, el Tesoro iba a permitir ciertas transacciones con la transnacional venezolana, y sus refinerías en territorio estadounidense seguirían operando, sin embargo, las ganancias serían depositadas en una cuenta congelada en Estados Unidos a la que el régimen de Maduro no tendría acceso, pero es muy posible que esos recursos si se utilicen para financiar el despliegue político de Guaidó.

Temas en esta nota: