River no pudo en Brasil

El Millo cayó 1-0 en Brasil ante Paranaense por la ida de la Recopa. El gol fue de Marco Ruben.



River no pudo nunca estar cómodo en un campo de juego complejo y terminó perdiendo 1-0 ante Athletico Paranaense en el partido de ida de la final de la Recopa Sudamericana, disputado este miércoles en el estadio Arena da Baixada de Curitiba.

El único gol del encuentro lo marcó el delantero argentino Marco Ruben, a los 26 minutos del PT. River sufrió la expulsión de Milton Casco. La revancha será el próximo jueves en el Monumental.

Todo parecía que iba a complicarse desde el inicio a River, porque a los 12 segundos Lucho González capturó un balón frente al área y su remate fue desviado por Franco Armani.

La respuesta llegó a los 2 con un remate de Nicolás De La Cruz que Santos contuvo en dos tiempos, pero fue el único remate del millonario en la primera parte.

La superficie del estadio -césped sintético- fue un problema para los dirigidos por Marcelo Gallardo, habida cuenta de la velocidad y la poca adaptación a la gramilla.

Sobre los 26 un desborde por la izquierda, terminó con un centro de Lodi, que tomó Rony, y Ruben solo tuvo que colocar el pie para abrir el marcador.Con el gol en contra River salió en busca del arco rival, para eso se adelantó un poco más Enzo Pérez y Palacios comenzó a tomar más contacto con el balón.

No obstante, a los 30 un centro de Lodi desde la izquierda, no pudo ser despejado por Armani y el balón pegó en Javier Pinola y casi se convierte en el segundo tanto.

El costado derecho de la defensa millonario continuó teniendo grietas, y a los 9 Armani le sacó un tremendo remate a Rony, que tenía destino de red.

Si bien en el primer tiempo el conjunto local llevó el ataque siempre por el lado izquierdo, en el complemento buscó más a Nikao por la derecha y a los 21 Armani tuvo que mandar por encima del travesaño un remate del zurdo.

Paranaense siempre tuvo el control del partido, atacó mucho por los costados y Gallardo debió hacer una jugada estratégica, para sacar a Mayada y colocar a Angileri, y mandar a Casco a la zona derecha.

Sin embargo River no pudo nunca quedar en posición cómoda para definir, y todo fue confusión, con pelotas divididas y la defensa brasileña supo muy bien como neutralizar cada intención del equipo argentino.

Los últimos 10 minutos fueron con River proponiendo, pero con un hombre menos por la expulsión de Casco, y Paranaense aprovechando la velocidad de sus hombres, aunque el resultado no se modificó.
Temas en esta nota: