Homicidio de Soria en Pico: el acusado quiso asaltarlo dos veces

El fiscal general de General Pico brindó detalles sobre el avance en la causa por el crimen del zapatero ocurrido el pasado mes de agosto tras la reconstrucción del que homicidio se realizó esta semana.

General Pico (Agencia) - A días de la realización de la reconstrucción del homicidio de Oscar Soria, el fiscal general Armando Agüero se refirió a los nuevos elementos probatorios que surgieron a raíz del procedimiento. Confirmó que, previo al asesinato del vecino piquense, el confeso autor del hecho, un joven de apellido Alves, intentó en dos oportunidades asaltar a la víctima, pero en ambas ocasiones desistió por la presencia de terceros. Esto confirma la existencia de un hecho pergeñado con antelación, para el cual elaboró un plan junto a la otra implicada, de apellido Cepeda, quien para el investigador tiene el mismo nivel de responsabilidad.

“Es una medida judicial importante, porque es una prueba jurisdiccional, es decir que esto lo solicitamos desde la Fiscalía al juez, que hizo lugar y obviamente lo importante que esto tiene el valor de una prueba hecha en juicio. Lo importante es que está hecha por la persona que cometió el hecho, lo cual nos da un panorama mucho más preciso de cómo ocurrieron las cosas, las motivaciones, la conducta del imputado, de la víctima, y a su vez los hechos anteriores, porque el hecho termina culminando el 3 de agosto por la tarde pero ya había habido un intento por la mañana y uno en la noche anterior”, reveló Agüero en diálogo con El Diario.

Aclaró que “lo de la mañana nosotros lo sabíamos por la declaración de la mujer de Soria, por las cámaras de seguridad de la vereda de enfrente y porque el propio Soria había advertido una situación extraña y por eso lo sale a perseguir al imputado con su vehículo. Pero no sabíamos lo de la noche anterior y un par de eventos que ocurrieron en la mañana que nos permiten tener mayores precisiones de la participación de la señora Cepeda”. Indicó que la mujer no solo actuó como “entregadora”, sino que fue quien esperó a Alves en una motocicleta para emprender la retirada tras el asesinato.

“La noche anterior habían intentado también cometer el hecho, con la particularidad de que había sido con una modalidad diferente. En teoría, la señora Cepeda estaba dentro de la zapatería y Alves iba a hacer el robo estando ella dentro, pero Alves no lo quiso hacer, según sus manifestaciones”, explicó.

Hipótesis

Agüero remarcó que “esta reconstrucción permitió graficar y plasmar la hipótesis que nosotros teníamos en cuanto a cómo ocurrió el hecho, cuál fue el recorrido de las personas, sus actuaciones. Contar con audio y video de respaldo nos la tranquilidad que la investigación que hizo la Brigada de investigaciones fue la acertada y el procedimiento que elegimos para hacerlo, también. El haber mantenido el hermetismo durante todo el proceso de investigación obviamente trajo buenos resultados”.

Señaló el fiscal general que aún “queda mucho por hacer, pero es una causa que pretendemos cerrar rápido para llevarla a juicio lo antes posible”.

Respecto a la mujer detenida insistió en que “tenemos mucho en relación a cuál es la participación de Cepeda en el hecho. Para nosotros ha sido la organizadora de este hecho. Ellos se distribuyeron las tareas y como ella tenía una relación personal con Soria obtiene información que de otra manera no habría podido obtener y se la brinda a Alves”.

Confirmó el funcionario que, a diferencia de su pareja, la mujer no quiso formar parte de la reconstrucción y no aportó elementos significativos a la investigación.

“La hipótesis de la fiscalía es que ambos son coautores, tuvieron el mismo grado de participación, al margen de dividirse las tareas respecto a qué hacía cada uno”, finalizó y precisó que, de acuerdo a las figuras por las que fueron formalizados, pueden recibir una pena que va de los 8 a los 40 años de prisión efectiva.

Temas en esta nota: