Sigue el debate por el aborto en el Congreso

 

La Cámara de Diputados desarrolla este martes hoy la tercera jornada de debate sobre la despenalización del aborto, en un plenario de comisiones donde expondrán durante todo el día especialistas y figuras públicas. 

“El aborto siempre existirá, legislen lo que legislen”

La actriz Muriel Santa Ana narró hoy en la Cámara de Diputados su experiencia personal con la práctica del aborto y advirtió que "el aborto existe, existió y existirá, legislen lo que legislen", mientras que el filósofo Darío Sztajnszajber pidió "no discutir metafísica".

Santa Ana y Sztajnszajber fueron dos de las figuras mediáticas invitadas a dar su opinión sobre el proyecto que propone despenalizar la interrupción voluntaria del embarazo y ambos se expresaron a favor.

Al narrar su experiencia personal, la actriz señaló que quedó embarazada "a los 23 años" a pesar de que "usaba un diafragma como método anticonceptivo" y advirtió que "aún hoy es conflictivo que los hombres usen un preservativo aduciendo pérdida de placer".

"Pasaron muchos años. Lo que se mantiene intacto en mi es que desde que tengo la mayoría de edad no admito que nadie se arrogue el derecho de legislar sobre mi cuerpo", subrayó Santa Ana, quien afirmó: "Acá se trata de aborto clandestino o legal. El aborto existe, existió y existirá, legislen lo que legislen".

En referencia a los diputados, agregó: "Sepan que si este proyecto fuera rechazado, llevarán de por vida sobre sus espaldas a las muertas que de aquí en más produzca el aborto clandestino".
Por su parte, Sztajnszajber se refirió a la discusión sobre "cuándo comienza la vida" y sostuvo que "para ciertas cuestiones que atañen a la vida en común, no sirve discutir posiciones metafísicas" porque "nunca" habrá en ese sentido un "acuerdo".

"El debate sobre el origen de la vida es un debate que no vale la pena dar, no vale la pena frente a lo que nos depara la existencia social del aborto. Dejemos las discusiones metafísicas para otra cosa, pero para construir el orden social, hagamos política", agrego.

El filósofo y docente también cuestionó el uso en términos absolutos de "la verdad" al afirmar que "en orden de la verdad se han cometido los más grandes crímenes de la historia" y advirtió que "no pueden convivir nunca la democracia y los absolutos".

"Una mujer que no decide sobre su propio cuerpo es una ciudadana de segunda", subrayó el docente y afirmó que "lo único que debe resguardar la ley es que nadie imponga suu propia concepción como visión de Estado".

En sentido similar se expresó la periodista Débora Plager, quien subrayó que "la despenalización no implica obligatoriedad alguna", al tiempo que respondió a los detractores del proyecto que se manifiestan "a favor de la vida" y sentenció: "Todos estamos a favor de la vida".

La periodista también preguntó por qué si "ya está zanjado" el debate "en la discusión preexistente respecto del aborto no punible" en casos como la violación, no logra resolverse cuando "hay una relación sexual placentera" y "sin fines de reproducción".

Por último, se refirió a los legisladores que impulsan la despenalización y les pidió que "abran el debate y busquen consensos", al tiempo que agregó: "Busquemos una ley posible, no ideal, sino nos vamos a quedar con las manos vacías".

Finalmente, la periodista Julia Mengolini criticó a los que se oponen a la despenalización porque, según dijo, hay una "enorme diferencia en la calidad de de los argumentos" de quienes están a favor y quienes están en contra.

Mengolini sostuvo que hubo "enormes esfuerzos de imaginación para poner en igualdad de condiciones a un embrión y una mujer" y "hubo que acudir a una serie de mentiras", tras lo cual afirmó que "pensar que un embrión siente amor por su gestante es una renuncia total al sentido común".

"Acá se dijo que las que abortan son unas trolas. Se llegó a hablar del peligro de despoblar el país. Como si despenalizar el aborto anulara el deseo que las mujeres todavía tienen de ser madres", afirmó la periodista

 

 

Temas en esta nota: