Denuncian al gobierno ante la UNESCO por sus prácticas antisindicales

El gobierno argentino fue denunciado ante la UNESCO por falta de diálogo y práctica antisindical. Este llamado de atención fue realizado este sábado, en el último día de la sesión de la Comisión de Educación de ese organismo internacional, por representantes de la Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA) y Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU).

“Una genuina cultura del diálogo no puede prescindir de la voz de los y las docentes para la elaboración de la política educativa, tanto a nivel nacional como a nivel global. Esa voz, que algunos gobiernos, como el de mi país, desprecian, y procuran desacreditar y silenciar (tal como hemos denunciado ya ante la CIDH) es colectiva y legítimamente representada por los sindicatos”.

Con esas palabras pronunciadas durante la 39 Asamblea de la UNESCO en París Yamile Socolovksy, secretaria de Relaciones Internacionales de CONADU y Secretaria de Investigaciones de la CTA de los Trabajadores, hizo referencia a una creciente avanzada contra los gremios en general y contra los sindicatos docentes en particular.

“Señalamos que el gobierno argentino está embarcado en políticas de hostigamiento de los sindicatos, una actitud que encara explícitamente desde distintos frente, que tiene relación directa con los intentos de avanzar hacia una reforma laboral en perjuicio de los trabajadores”, indicó Socolovsky.

Asimismo, Socolovsky en función del pronunciamiento sobre convenios de reconocimientos de títulos en la educación superior -que era el tema principal de la Asamblea- sostuvo que "es necesario que los gobiernos involucren a los sindicatos en el diseño, debate e implementación de toda política educativa". Por su parte el Ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiario, usó parte del tiempo destinado a su exposición ante la UNESCO para afirmar que los sindicatos no representan el interés general y señarlos como los responsables del “desorden que tiene el sistema educativo”. Una línea discursiva que ya había expresado dos días atrás en una entrevista concedida al diario Clarín, donde apuntó directamente contra CTERA: “Algunos gremios docentes como CTERA, representan el conservadurismo del que defiende el status quo, la burocracia sindical. Se oponen a los cambios. Si usted lee lo que publican o lo que dicen, tiene color sepia y olor rancio. Es un discurso de hace 25 o 30 años”.

Estas declaraciones provocaron que representantes de otros países se acercaran a la delegación argentina para interiorizarse sobre la situación. “Los colegas de otras latitudes estaban sorprendidos porque además de haber escuchado mis declaraciones, no podían creer lo que le escucharon decir ante la UNESCO a nuestro Ministro de Educación, quien fue el único en usar tiempo de su discurso para explayarse en contra de representación sindical, dijo que durante años anteriores los sindicatos habían sido obstáculos para el desarrollo de las políticas públicas tendientes a mejorar la educación”, relató Socolovsky al diario Página/12 una vez terminado el encuentro.

Temas en esta nota: