Ocurrió en el Pabellón 1 Bajo y tuvo que ver con un reclamo por la falta de agua, entre otras cosas. Al menos un interno resultó herido en un ojo, motivo por el cual fue trasladado al Hospital Molas.