El vernismo mira de reojo el 2019 y busca hacer pie en Santa Rosa

Ya hay especulaciones electorales. Aunque hay varios nombres sonando, el gobierno provincial intenta instalar al ministro Pablo Bensusan como uno de los candidatos potables para la Municipalidad. El funcionario hizo declaraciones vinculados con temas de la gestión local.

El vernismo ya puso su mirada sobre Santa Rosa y se mueve pensando en el año electoral que se viene. Las promesas que soltó el gobernados Carlos Verna durante su mensaje legislativo y la masiva presencia de funcionarios en la inauguración de sesiones del Concejo Deliberante fueron demostraciones de las intenciones que tiene el oficialismo provincial de dar la pelea por la gobernación en la capital pampeana.

Aunque la danza de nombres se acrecentará y se achicará de acuerdo a las circunstancias, la instalación del ministro de Gobierno y Justicia Pablo Bensusan como uno de los preferidos del gobernador dejó de ser una mera especulación: Bensusan no solo estuvo presente en el acto oficial en el Concejo, sino que enseguida hizo declaraciones sobre temas de la gestión local.

Sus dichos, además, fueron difundidos generosamente en el Boletín de Prensa Oficial, con un título que confirma la idea del vernismo de hacer pie en la capital y de ir poniéndole nombre a las postulaciones: “Queremos que los santarroseños vivan mejor”.

En la apertura de sesiones ordinarias del Concejo estuvieron también los ministros de Seguridad, Juan Carlos Tierno; de Salud, Mario Alberto Kohan; la secretaria de la Mujer, Liliana Robledo, y su par de Derechos Humanos, Antonio Curciarello, además de otros subsecretarios y directores.

Una vieja espina

En el discurso de Verna ante la Cámara de Diputados hubo importantísimas referencias a la situación de Santa Rosa: Verna apareció como dadivoso con la capital provincial y conciliador con su intendente, el radical Leandro Altolaguirre, aunque como ya es un clásico no se privó de retarlo en público. La promesa de las 237 cuadras de asfalto fue la frutilla del postre.

El gobernador tiene una espina con Santa Rosa. Nunca pudo hacer pie. Uno de sus intentos justamente está por cumplir diez años: en 2007 se le ocurrió el desembarco de una criatura propia. Juan Carlos Tierno fue intendente durante 87 días y el propio vernismo lo tuvo que echar para evitar males mayores.

Después fue la hora de Luis Larrañaga, pero además de que su gestión quedará en el recuerdo como una de las peores en la ciudad, sus vaivenes políticos lo condenaron. Tras cartón, vino la derrota en la interna de 2015: sus delfines cayeron a manos de Oscar Mario Jorge. No sirvió de nada la “reconciliación” con Raúl Ortiz, porque en las urnas le dieron un cachetazo.

Ahora el vernismo piensa en otro perfil. Bensusan es abogado, una cara relativamente joven para la política vernácula y no deja de ser del riñón del gobernador y su círculo más íntimo. Se ha probado en la gestión con eficacia y ante la opinión pública puede que no sea el más conocido, pero tampoco tiene escándalos en su haber.

Desde ya que dentro del peronismo habrá otros nombres lanzados, ya sea por aspiraciones personales o porque los sectores a que pertenecen y representan irán en búsqueda de hacerse fuertes en la capital pampeana.

Si es por mencionar a dirigentes con esas ambiciones, no puede descartarse al diputado provincial Jorge Lezcano, quien siempre ha perseguido el objetivo de Santa Rosa. El marinismo querrá colar un nombre en algún momento, aunque tiene a manos los mismos de casi siempre (Espartaco Marín, Norma Durango). Y hay por lo menos un par mujeres en la lista: Liliana Robledo, que ya presidió el Concejo Deliberante, y Sandra Fonseca, que a falta de reales posibilidades de su marido está inscripta en la línea de largada.

Desde ya que no son los únicos: de hecho, Darío Hernández debe apuntarse como otro peronista que ya se lanzó como precandidato a la jefatura comunal.

“Respaldo sostenido”

En las declaraciones que difundió el Boletín de Prensa, Bensusan dice: “Nuestra presencia, acompañando este momento tan importante de la democracia municipal, es el mensaje de la gestión que conduce el ingeniero Carlos Verna, de apoyo a la capital pampeana. Desde el primer día de gestión el gobierno provincial ha demostrado decisión política en la solución de los problemas de los santarroseños”.

Agregó que “el apoyo provincial no es circunstancial, sino concreto y sostenido en el tiempo”.

El ministro hizo hincapié en que “estamos trabajando para que los pampeanos tengan siempre mejoras en su calidad de vida, y queremos que los santarroseños vivan mejor”.

Bensusán se explayó sobre la “gran cantidad de obras” en el marco de la emergencia sanitaria que atraviesa Santa Rosa, detallando el financiamiento “de las obras de renovación y rehabilitación del sistema de agua potable, desagües cloacales, y pluviales en los Barrios Butaló I, II, III, Vial y Jardín”.

“En total se llevan invertidos, entre obras terminadas y en ejecución, 2.115 millones de pesos en Santa Rosa”, cuantificó.

Las obras realizadas por la Provincia no solamente se ubican en el casco urbano de Santa Rosa y citó al alteo en el Bajo Giuliani, ante el riesgo de quedar aislada la ciudad por inundaciones.

“Nuestro apoyo no es solamente en obras sino también en lo social, lo educativo, la salud, la seguridad y en ámbito productivo. Para ello contamos con un importante equipo técnico y político de funcionarios para colaborar”, finalizó el ministro.

Temas en esta nota: