Misterio en el crimen de “El Chueco” Fuentes

Los investigadores están desorientados porque no parece haber “ni un solo cabo suelto” en el asesinato. Demoraron a una pareja, pero la liberaron porque no tenía nada que ver con el hecho.

El crimen “con saña” de Aldo Horacio “El Chueco” Fuentes es por ahora un verdadero misterio para los investigadores. De acuerdo a lo que pudo saber El Diario, durante los primeros instantes posteriores al asesinato hubo una pareja demorada durante algunas horas, pero fue liberada porque no tenían nada que ver con el hecho.

“Se trata de un familiar de Fuentes y de su pareja...cotejando huellas, a partir de un trabajo pormenorizado de Criminalística, establecimos la presencia de uno de ellos en el lugar pero estaba justificada”, confió a este diario una fuente policial.

Ese mismo investigador demostró que en este momento la Justicia y la Policía permanecen desorientados: “está todo muy mal, no tenemos nada...seguimos trabajando con los familiares y con los vecinos para tratar de reconstruir las últimas horas de este hombre”, destacó.

Los investigadores también van dejando de lado la hipótesis de un supuesto “intento de robo”. Fuentes tenía tres motos de su propiedad, y faltaría una de ellas. “Eso es algo que nos han dicho los familiares, pero no hay ninguna documentación de la moto...solo sabemos el color”, apuntó la fuente que habló con este diario.

El hecho

El homicidio de Fuentes, de acuerdo a lo que determinó la autopsia, ocurrió el martes entre las 22:30 y las 23:00 horas. Pero el cuerpo fue hallado el miércoles por la tarde por una de las hijas de Fuentes, que vive detrás de su vivienda ubicada en Luther King y Neveu.

La autopsia al cuerpo de Fuentes se realizó el miércoles a la noche. La víctima murió de tres fuertes golpes en la cabeza. “Fue un crimen con mucha saña”, confió una alta fuente judicial. Y agregó: “Prácticamente no tuvo defensa... todos los indicios apuntan a que lo golpearon posiblemente mientras dormía”.

El homicidio se cometió entre las 22:30 y 23:00 horas de la noche del martes. La víctima había cenado junto a su hija, quien alrededor de las 22:00 horas se retiró de la casa de su padre a una vivienda ubicada en la parte de atrás.

El homicidio de Fuentes fue el primero del año en la capital pampeana. Durante el año pasado se cometieron dos.

Dos asesinatos
durante 2017

El día 29 de abril de 2017, a las 6:22 horas, en la calle Luther King entre Médici y Ávila, Lucas Samuel González y su hermano Cristian Nicolás González, quienes se conducían en una motocicleta, descendieron y atacaron a Juan Salvador Velázquez y a su pareja. Lucas se bajó con un palo de color negro de 70 cm de largo y comenzó a golpear a Velázquez y a la mujer, de igual manera que Cristian.

Lucas golpeó fuertemente con un hierro en la cabeza a Velázquez, quien cayó al suelo en estado inconsciente, y le produjo lesiones a la mujer.
Velázquez no pudo recuperarse de las lesiones sufridas.

Los hermanos González están detenidos a la espera del juicio.

El 6 de mayo, minutos después de las 20 horas, en la calle Paraná al 200 del Barrio Villa Uhalde, Mario Biondi llegó a bordo de una moto junto a Carmen Montenegro. Se bajó en la vivienda de Mario Castellano, quien salió a la calle. En ese momento, “casi sin que llegaran a discutir”, Castellano fue apuñalado. Biondi y Montenegro se fueron del lugar. La víctima murió camino al hospital.

El agresor estuvo dos días prófugo y se entregó en compañía de su abogado defensor. La moto fue encontrada en la vivienda del sospechoso, en Villa Santillán, en un operativo de la Brigada de Investigaciones.

Temas en esta nota: