Motociclista sufrió una fractura expuesta

General Pico (Agencia) - En los últimos días se registraron varios siniestros viales en diferentes barrios de esta ciudad, con la particularidad de que los protagonistas predominantes fueron los motociclistas. El más grave de ellos se dio ayer por la mañana, cuando un choque entre dos rodados menores en Barrio Rucci dejó como saldo a una persona con una fractura expuesta en una pierna. Además, se dio un caso llamativo el jueves por la noche en la misma barriada, cuando dos familiares colisionaron entre sí y uno de ellos dejó abandonado al otro pese a que manifestaba fuertes dolores.

Alrededor de las 7:10 horas del jueves se produjo un fuerte accidente en el barrio José Ignacio Rucci, más precisamente en la intersección de calles 103 y 4, donde dos motos protagonizaron un encontronazo que terminó con tres personas heridas, una de ellas de gravedad.

Dos jóvenes circulaban a bordo de una motocicleta Honda Biz de 110 cc, cuando impactaron contra una Honda Storm, de 125 cc, en la cual transitaba un muchacho. Producto del fuerte golpe, uno de los ocupantes de la Biz sufrió la fractura expuesta de la tibia y el peroné de la pierna izquierda, mientras que su acompañante sufrió golpes en diferentes partes del cuerpo y varias heridas cortantes por las que terminó con su rostro ensangrentado. El otro motociclista, el de la Storm, padeció una fuerte contusión en uno de sus tobillos.

Los protagonistas del incidente fueron asistidos por personal del Servicio de Emergencias Médicas, que les aplicó las atenciones correspondientes para luego trasladarlos rumbo al Servicio de Guardia del Hospital “Gobernador Centeno”, donde recibieron las curaciones del caso y se los sometió a las evaluaciones y estudios preventivos correspondientes.

En el lugar del impacto trabajó personal de la Comisaría Primera y de la Oficina de Accidentología de la Unidad Regional II, que realizó labores de planimetría y toma de fotografías para incorporar al legajo que investigará la Fiscalía de Delitos Culposos de la Segunda Circunscripción Judicial, ya que hubo un herido de gravedad.

En cuanto a las motocicletas en las que viajaban las víctimas, ambas terminaron con serios daños.

Choque
y fuga

El otro siniestro entre motociclistas que se destacó ocurrió en la noche del jueves, cerca de las 21 horas, en la intersección de calles 8 y 113, también en el Rucci. Allí, una joven comandaba una motocicleta Motomel Skua, de 200 cc y propiedad de su hermano, cuando al llegar a la esquina se topó con otra moto, protagonizando un roce que terminó con la chica caída sobre el asfalto.

Lo llamativo del caso fue que el conductor de la otra moto, quien también perdió el control y cayó, era su primo, quien ignoró los gritos de dolor de la motociclista, se levantó, tomó su rodado y se marchó del lugar, dejándola abandonada.

Minutos después llegó personal del SEM, que atendió a la joven y la trasladó rumbo a la Guardia del nosocomio local, donde se constató que no sufrió lesiones de gravedad.

 

Temas en esta nota: