El hijo de Larrañaga, desafiante con El Diario

Tras la fiesta del escándalo, le dedicó una publicación en Instagram: “fuck you”.

Luego de que este diario diera a conocer la escandalosa fiesta que lo tuvo como protagonista durante la Nochebuena, Simón Larrañaga -el hijo mayor del exintendente santarroseño- se muestra provocador y desafiante a través de las redes sociales.

¿Qué hizo ahora?...publicó en Instagram una fotografía del evento y la leyenda “para el diario”, acompañado de la clásica señal de una mano que simboliza la palabra “fuck you”.

Larrañaga hijo -que es bioquímico igual que su padre- uso la opción de “historias” dentro de las cuentas de Instagram y que tienen una duración de 24 horas. Luego se despublica en forma automática: está previsto que eso ocurra a las 22:00 horas de este martes.

La novedad fue acercada ayer a este diario por un vecino de la quinta alquilada por Simón Larrañaga y donde se llevó a cabo el evento. “Sabemos que está preparando otra fiesta para Año Nuevo....todos acá esperamos que las autoridades, incluso el propio ministro (Juan Carlos) Tierno, que supuestamente se anda metiendo en todos estos eventos privados, no se queden con las manos cruzadas y hagan algo”, destacó el mismo vecino que pidió reserva de su nombre.

Una pesadilla
para los vecinos

La fiesta de Larrañaga hijo empezó durante la tarde del pasado domingo 24 de diciembre y se extendió hasta cerca del mediodía del lunes 25: fueron 18 horas de música casi en forma ininterrumpida que tuvieron que soportar los vecinos de la zona de quintas detrás del Club Los Pinos.

Para el evento, Simón Larrañaga alquiló especialmente una quinta con ese objetivo. Los propios vecinos relataron a El Diario que el volumen de la música, sobre todo durante la madrugada, fue “altísimo”.
En la fiesta participaron en un momento más de 100 personas y algunos DJ que animaron la velada. Personal de la Seccional Sexta fue ocho veces al lugar, e incluso llegó a demorar a una persona que salió alcoholizada y provocó algunos incidentes: fue un joven efectivo de la Policía Federal.

Según contaron fuentes policiales de la Seccional Sexta, fue el propio Simón Larrañaga el que los recibió en persona. “Se negó en todo momento a bajar la música. Como es una fiesta privada, no podemos hacer más que una causa contravencional que será derivada al Juzgado de Faltas”, explicó un uniformado.

“En todo momento nos hacían ver su estatus social”, detalló la misma fuente sobre el tono con el que fueron recibidos cada vez que tuvieron que concurrir. Las presencias policiales se sucedieron entre las 3 y las 10 de la mañana.

A tal punto llegó la situación en las inmediaciones que las autoridades de la Sexta decidieron montar un operativo de tránsito en los alrededores con dos patrulleros.

“Notamos que salía gente en estado de ebriedad y por eso empezamos a hacer controles de alcoholemia”, agregó la fuente policial. Allí fue que demoraron al efectivo de la Policía Federal, al que le secuestraron el auto. Ante los oficiales, el joven “chapeó” su condición de efectivo de esa fuerza y sus contactos familiares.

Cuando se montó el operativo, muchos de los presentes que dejaban la fiesta decidieron volver. “El operativo siguió activo, por eso mucha gente se quedó en la quinta: si salían es posible que quedasen demorados”, añadió la fuente policial.

Temas en esta nota: