Cataluña: envían a la cárcel a promotores de la independencia

Las cosas se complican aún más en la escalada con Cataluña. La Audiencia Nacional acaba de disponer la prisión incondicional por el delito de "sedición" a los promotores de manifestaciones a favor del referéndum del pasado primero de octubre.

Se trata de Jordi Sánchez y Jordi Cuixat, líderes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y de Omnium, respectivamente, dos plataformas movilizadoras de activistas independentistas.

La jueza los envió a prisión por entender que había indicio firme del delito de sedición, que se paga con penas de entre 10 y 15 años.

Son los dos primeros dirigentes de esta etapa del desafío catalán que van a prisión.

Horas antes zafaron de ella el jefe de la policía regional catalana, el mayor Josep Lluis Trapero, y la intendenta de la fuerza, Teresa Laplana.

En ambos casos, la Fiscalía había pedido prisión incondicional para ambos. Pero la jueza redujo el pedido a medidas cautelares.

Les quitó a ambos el pasaporte, les prohibió salir de España y los obliga a comparecer periódicamente ante la Justicia.

Tanto la ANC como Omnium fueron brazos activos en el referendum del pasado primero de octubre.

"Se plantaron frente a lugares de votación e impidieron la actuación policial", sostiene el auto de la justicia.

Aliados de los dos presidiaros reaccionaron con indignación. "Estamos ante un bombero que apaga el fuego con combustible. Prepárense para que esto arda", dijeron simpatizantes de ambas organizaciones por las redes sociales.

Lo ocurrido marca un giro. Es la primera vez que terminan en la cárcel actores de lo ocurrido en los últimos días en Cataluña.

Temas en esta nota: