Atlético Tucumán fue mucho para Racing

Con un arranque demoledor el "Santo" le ganó 3-1 a los de Cocca, que volvieron a jugar mal.

Atlético Tucumán logró esta noche su segundo triunfo en la Superliga Argentina de Fútbol y agravó el malestar de Racing Club al superarlo por 3-1 en el Monumental José Fierro, en el marco de la séptima fecha.

Los goles de Atlético los hicieron Favio Alvarez, Guillermo Acosta y Miguel Barbieri, en contra, en tanto Lautaro Martínez realizó el descuento, todo en el primer tiempo.

El equipo de Diego Cocca salió a la cancha en búsqueda de la recuperación tras haber perdido el partido de ida de cuartos de final de la Copa Sudamericana ante Libertad por 1-0 en Paraguay, pero sufrió otro golpe.

Tendrá que reponerse justamente el miércoles próximo, cuando afronte el desquite ante los guaraníes en el Cilindro.

En cambio, los dirigidos por Ricardo Zielinski llegaban entonados por haber conseguido el pase a las semifinales de la Copa Argentina a costa de Vélez Sarsfield, por 1-0 en Santa Fe, y a los tres minutos de juego se pusieron en ventaja.

Alvarez encabezó un contraataque, David Barbona disparó a quemarropa desde fuera del área y el arquero Juan Musso concedió un rebote frontal y el mismo Alvarez lo capitalizó sin dudas.

Racing volvió a la carga inmediatamente y estuvo cerca del empate mediante un peligroso centro enviado por Iván Pillud desde la derecha, pero a la altura del segundo poste se lo perdió Maximiliano Cuadra frente al arco desprotegido.

Más allá de esta llegada, el anfitrión parecía cómodo con el desarrollo y a los 16 tuvo la lucidez necesaria para ampliar la diferencia, en una combinación de David Barbona, Alvarez y Guillermo Acosta, quien le ganó la espalda al colombiano Andrés Ibargüen para definir cara a cara con Juan Musso.

El mal momento de Racing era cada vez peor y a los 20 tocó fondo por un centro rasante de Alejandro Melo y el desafortunado cierre de Barbieri, quien terminó metiéndo la pelota en el ángulo inferior derecho del propio arco.

A los 38, tras una habilitación de Alvarez, Luis El Pulga Rodríguez estuvo a punto de convertir el cuarto, pero Musso sofocó su grito de gol en el último instante posible.

Herido en su amor propio, Martínez empezó a gravitar como la única esperanza de Racing hasta conseguir el descuento antes del descanso, de cabeza, mediante un desborde y centro de Ibargüen.

Inmediatamente después de la reanudación, el colombiano insistió por el andarivel izquierdo y tiró un centro que Nicolás Romat detuvo con el brazo dentro del área, sin que lo advirtiera el árbitro Fernando Echenique.

El segundo período se tornaba friccionado, pero así y todo Racing se abría paso y a los 32 provocó otra infracción dentro del área que no fue sancionada.

Pillud llegó a los últimos metros con hambre de gol, disparó a quemarropa, Rafael García rechazó el balón con el pecho sobre la línea, Matías Zaracho trató de aprovechar el rebote y entonces Franco Sbuttoni lo tapó con el cuerpo, aunque hubo un desvío en uno de sus brazos.

En definitiva, estos pasajes pudieron haber cambiado la suerte de La Academia, que terminó la noche lejos de los animadores de la Superliga, pensando en el desquite del próximo miércoles contra Libertad en Avellaneda.

En la octava fecha, Racing Club recibirá a Talleres de Córdoba y Atlético Tucumán visitará a Rosario Central. Por otra parte, El Decano se enfrentará en semifinales de la Copa Argentina con el mismo Canalla, el miércoles 8 de noviembre.