Anuario 2016: Persecuciones con el peor final

La decisión de la Policía de seguir el “protocolo” de actuación en una persecución de un auto en fuga dejó el saldo de al menos tres muertes durante el año. Hubo un cuarto hecho en el que hay dudas sobre la presencia o no de policías persiguiendo una supuesta infracción de tránsito.

Las tragedias en las que estuvieron involucradas las fuerzas de seguridad plantearon el interrogante sobre si hay que poner en riesgo un bien mayor, en este caso la vida de las personas, por una simple infracción de tránsito. Con el agravante de que la Policía ya tenía identificado al infractor que huía de un operativo.

Un hecho así ocurrió el 5 de enero a las 19:45 horas, cuando Jorge Díaz (29) escapó a bordo de un Volskwagen Gol de un control policial en las calle Raúl B. Díaz y Río de La Plata. Díaz tenía un pedido de captura y ese seguramente fue el motivo por el cual huyó cuando la Policía lo intentó identificar. Fue perseguido por dos vehículos policiales, uno no tenía sirenas porque se trata de una camioneta de la División Toxicomanía y, por lo tanto, es un vehículo “no identificable”.

La persecución finalizó en la calle Maestros Puntanos al 3300, cuando el Gol se estrelló contra una vivienda. El auto comenzó a prenderse fuego. Los policías que llegaron al lugar rescataron al conductor del habitáculo y apagaron el incendio. Díaz fue trasladado al Hospital Dr. Lucio Molas en una ambulancia, pero a las 22 horas falleció como consecuencia de las heridas sufridas en el siniestro vial.

Una situación similar ocurrió el 2 de mayo a las dos de la tarde. Miguel “El Ojón” Roldán, a bordo de un Fiat Duna gris, sustrajo un estéreo de un automóvil VW Senda en la calle Pestalozzi y se dio a la fuga. La Policía lo persiguió por la calle Chile. Al llegar a la intersección con México, en dirección al sur de la ciudad, chocó con la moto que manejaba Cintia Rivarola, de 28 años.

Roldán siguió su fuga hasta la calle Mariano Pascual, donde fue interceptado por la Policía y luego detenido. El acusado se había fugado días atrás de la Delegación Norte y tiene un frondoso prontuario de antecedentes delictivos.

Luego de una semana de agonía, Cintia Rivarola falleció en el Hospital Dr. Lucio Molas producto de las graves heridas sufridas.

El 7 de agosto, Facundo Joel Pérez (19) murió luego de chocar en moto contra una camioneta en la esquina de Yrigoyen y Rivadavia. El motociclista -quien iba en una Zanella 110- impactó contra el parante de una camioneta Chevrolet S-10. La Policía presentó el caso como un siniestro vial más. Pero con el correr de las horas la familia comenzó a recibir información de que Facundo fue perseguido por la Policía. Parece que Facundo evitó un control de tránsito de la Policía provincial en la avenida San Martín porque no llevaba el carné de conducir. Dobló en la esquina de Rivadavia. Recorrió cien metros y, en la esquina de Yrigoyen, chocó contra la Chevrolet S-10. La camioneta circulaba de este a oeste, por Yrigoyen. La moto iba de sur a norte, por Rivadavia. Fernando, padre de Facundo, denunció que “desde el primer momento fue todo muy extraño”. Contó que a partir de que distintas personas se acercaron a hablar con él comenzó a llamar a contactos de la Policía que le dieron indicios de que no se trató de un simple siniestro vial. “Un conocido me dijo: ’Amigo, en el libro de guardia no quedó asentado el operativo policial, no quedó asentado que hubo persecución, figura que tu hijo tuvo un accidente. Nada más’”, contó.

El 13 de mayo, una mujer murió luego del choque que se produjo en Ameghino y Lagos García. Según la versión policial, Sergio Luis Villegas (28) conducía un Renault 12 a gran velocidad e impactó contra una camioneta Dodge Ram que se encontraba estacionada en ese lugar. La pareja del conductor, Micaela Rodríguez (27), falleció y la hija de ambos, de tres años, quedó con algunas lesiones en el rostro. El dosaje alcohólico de Villegas arrojó el resultado de 1,48, cuando lo permitido por ley para conducir es 0,50.

Fuentes policiales informaron en un primer momento que el conductor del vehículo huía de una persecución policial. Luego desde el Ministerio de Seguridad dijeron que no hubo persecución. Sin embargo desde el Ministerio Público Fiscal informaron que si huía de la Policía “será materia de investigación”.

Temas en esta nota:


Escribir un comentario


Las más vistas

Las Mas Comentadas