Condenaron a un hombre por un siniestro en el que murió su pareja

El siniestro ocurrió alrededor de las 18 horas del 26 de abril de 2016, en la Ruta 1. Jonathan Emanuel Cantarutti recibió una pena de dos años y seis meses de prisión en suspenso, más siete años de inhabilitación para conducir vehículos.

General Pico (Agencia) - El juez Carlos Pellegrino confirmó ayer, en el marco de un juicio abreviado, la condena de prisión en suspenso e inhabilitación para conducir contra Jonathan Emanuel Cantarutti, el conductor de un rodado que provocó un gravísimo siniestro en la Ruta Provincial 1, en abril de 2016, donde perdió la vida su pareja y madre de un hijo en común, Yamila Satti, y resultaron lesionadas otras personas mayores y menores de edad.

La fiscala Ivana Hernández y el abogado defensor, Gustavo Coello, impulsaron un juicio abreviado y acordaron una pena para el acusado, con el consentimiento de todas las partes. En dichos términos, ayer el juez Pellegrino confirmó la pena de dos años y seis meses de prisión en suspenso, más siete años de inhabilitación para conducir vehículos, en el legajo caratulado “homicidio culposo agravado, lesiones graves culposas agravadas y lesiones gravísimas culposas agravadas, todo en concurso ideal”.

El siniestro ocurrió alrededor de las 18 horas del 26 de abril de 2016, entre los kilómetros 83 y 84 de la Ruta Provincial 1. Involucró a un automóvil Ford Fiesta Kinetic conducido por Cantarutti, quien era acompañado por su pareja Yamila Belén Satti Zenobi -que perdió la vida-, Marina Elizabet Lizarraga, y la hija menor de esta última. En sentido contrario circulaba un VW Golf, comandado por María Julia Cuevas, acompañada por su hijo menor, quienes resultaron lesionados.

Derrape y
choque

En cuanto a la mecánica del accidente, según establece el fallo, el automotor conducido por Cantarutti se dirigió hacia el sector de la banquina suroeste e, inmediatamente y en forma brusca, intentó retomar hacia su carril y al mismo tiempo frenó, lo que ocasionó que perdiera el control del Ford Fiesta y derrapara unos 35 metros, cruzándose hacia el carril contrario hasta impactar casi frontalmente con el VW Golf.

Según estableció el material probatorio incorporado al legajo, “es concluyente respecto a la existencia del hecho y de que el mismo fue cometido por el encartado”. Y ratifica el fallo que “fue la conducta de Jonathan Emanuel Cantarutti, quien perdió el dominio del vehículo al realizar una maniobra brusca de cambio de dirección hacia la izquierda, para retomar su carril de circulación, invadió el carril contrario donde se produjo la colisión, con el resultado del fallecimiento de su pareja Yamila Belén Satti Zenobi, y las lesiones de carácter graves y gravísimas sufridas por María Julia Cuevas y su hijo menor”.

Temas en esta nota: