Preocupación por las rutas áreas en La Pampa

El diputado Espartaco Marín planteó en un proyecto sus dudas sobre el origen de las empresas vinculadas con el macrismo y advirtió sobre los efectos de la desregulación del mercado y sobre los reclamos gremiales.

La Cámara de Diputados de La Pampa aprobó el proyecto presentado por el diputado Espartaco Marín en el que se manifiesta “preocupación” por las nuevas rutas aerocomerciales que incluyen a Santa Rosa y General Pico. Advierte sobre posibles hechos de corrupción y el “origen opaco” de algunas firmas beneficiadas y vinculadas a funcionarios del macrismo.

La iniciativa se basa en cuatro ejes centrales que son: la seguridad, la desregulación del mercado de transporte aéreo de pasajeros, el posible conflicto de intereses de responsables de las empresas aéreas, el reclamo laboral de gremios de aerolíneas y de micros que podrían generar el arribo de estas empresas a nuestra provincia.

El diputado Marín afirmó que el bloque justicialista fue autor del proyecto que promueve la insistencia de “restituir las frecuencias diarias que ofrecía (y ahora ha vuelto a ofrecer) la empresa Aerolíneas Argentinas a la ciudad de Santa Rosa”.

También se ha pedido por la restitución de vuelos de Buenos Aires a General Pico, que “esperemos que pronto se efectivice”.

“Con esto -dijo- acompañamos el reclamo de mayor conectividad para nuestra provincia en tiempos de rutas nacionales cortadas, y promesas de autovía sin cumplir. Pero este reclamo no puede obviar la seguridad e infraestructura necesaria del aeropuerto, tampoco la desregulación del mercado y menos aún el origen dudoso de empresas vinculadas a funcionarios nacionales que pretenden quedarse con las rutas comerciales”, advirtió.

También en el proyecto, se interroga acerca de las consecuencias que podría suponer una desregulación del mercado de transporte aéreo de pasajeros.

Marín advirtió que “en principio lo haría perforando los precios mínimos eliminando toda competencia, para después monopolizar las rutas aéreas de nuestro país, y desde ese monopolio de mercado establecer arbitrariamente cualquier tipo de tarifa irrisoria, lo que supondría un claro perjuicio para los pasajeros. Este mecanismo de desregulación que ya tuvimos que padecer en las tarifas de servicios, contratos de trabajo, naftas, entre otros. Una lógica propia del gobierno de cambiemos y de sus aliados empresariales y mediáticos” .

En otro apartado del proyecto se pone de manifiesto la inquietud acerca del “origen opaco” de las empresas que obtuvieron las nuevas rutas aerocomerciales.

“Pretendemos que se investigue, y no solo quedarnos con lo que diga la Oficina Anticorrupción, sino que la Justicia como poder independiente es quien debe hacerlo, y sin ningún tipo de injerencia de parte del Ejecutivo Nacional”, destacó Marín.

Por último, el proyecto se pregunta sobre las posibilidades de que la situación planteada genere un conflicto laboral, no solo en el transporte aéreo de pasajeros sino también en el terrestre que no podrá competir en iguales condiciones, llevando a las empresas a una reducción de frecuencia de viajes, y también la lamentable consecuencia de la perdida de fuentes de trabajo pampeano.

Temas en esta nota: