Retrasan la elección de las autoridades por la ruptura con el concejal Bravo

Las comisiones del Concejo Deliberante de Santa Rosa no eligieron los nuevos presidentes. El alejamiento de Bravo, una piedra en el zapato

Las comisiones del Concejo Deliberante de Santa Rosa se reunieron este martes y ninguna eligió autoridades, como se esperaba, en el primer coletazo fuerte de la ruptura en el bloque del FrePam, el oficialismo, con el concejal radical Miguel Bravo, que anunció en la primera sesión del año que formaba rancho aparte, un bloque unipersonal.

El concejal -ligado al intendente Leandro Altolaguirre- adujo disidencias con el ritmo de trabajo del resto de los concejales del bloque. Y dijo que él pretende avanzar más rápido en algunas iniciativas. Bravo también se describió a sí mismo como un político de acción y menos discursos.

En principio, Bravo es presidente de la comisión de Obras y Servicios Públicos. La oposición tiene a Alba Fernández en Derechos Humanos y el concejal evangélico Roberto Torres está al frente de Ambiente. El resto está en manos del Frepam. Pero no hubo acuerdo en la reconfirmación o nuevo reparto de las comisiones, y la elección de autoridades que, por reglamento, debe realizarse, se postergó al menos hasta la semana próxima.

En forma pública, hasta ahora se intenta relativizar los desacuerdos. El presidente del Concejo, Jorge “Pampa” Domínguez confirmó este martes que se mantendrán 7 miembros en las comisiones -no se achica el número como se manejó en algún momento- y sobre el alejamiento de Bravo se animó a pedirle que “no saque los pies del plato”.

“Se decidió que por el tema de constituirse un nuevo bloque es necesario que las comisiones sigan siendo de 7 miembros. La idea de los 5 miembros había surgido del bloque FrePam , como tenemos que estar 4 concejales era obligatorio o necesario que estuviéramos todos. La idea de bajarlo a 5 era para que pudiéramos tener algún suplente en caso de que nos faltara algún concejal para poder estar en las comisiones. Se va a mantener el número de 7”, reafirmó.

En cuanto a la separación de Bravo, dijo que “se está transitando, se están acomodando los melones”. “La decisión de Miguel venía masticándola ya desde hace un tiempo. Habrá que ver ahora cuál va a ser la decisión del él al momento de votar. Creemos que no va a sacar los pies del plato, que va a seguir un poco con nosotros en las decisiones de votación. Pero bueno, hay nuevo bloque que cambia un poco el cuadro de situación del Concejo”, reconoció.

De todos modos, Domínguez no se privó de elogiar al secretario de Hacienda, Luis Evangelista, con quién Bravo se había enfrentado duramente por la polémica iniciativa para habilitar La Recova, que no prosperó porque el funcionario le bajó el pulgar ante el conflicto judicial sobre la propiedad de ese inmueble. “El diálogo está abierto con Luis Evangelista. Ha sido uno de los secretarios que cada vez que necesitamos que concurra al Concejo o ha venido solo o nos ha pedido que necesita una reunión. Yo creo que dentro de los secretarios es el que más diálogo ha tenido”, aseguró el radical.

Revés para Torres

En la comisión de Acción Social, el concejal evangélico Roberto Torres no pudo sacar despacho para declarar de interés municipal la Semana del Niño por Nacer. La semana pasada el edil había armado un revuelo desempolvando esa iniciativa -ya rechazada el año pasado- justamente el 8M, cuando la manifestación feminista se había hecho presente en el recinto.

Temas en esta nota: