“No va a ser sencillo unir a todas las partes”

Federico Ortiz, intendente de Miguel Riglos, integrante de la comisión de jefes comunales que se reunió con Verna y parte de Compromiso Peronista, advirtió que el peronismo es un “movimiento que contiene diversos actores, a veces muy distintos en cuanto a pretensiones”.

“No va a ser sencillo unir a todas las partes”, advirtió el intendente de Miguel Riglos Federico Ortiz tras el encuentro de los representantes de intendentes peronistas con el gobernador Carlos Verna.

Confirmó así que hay dos lecturas o versiones de las conversaciones, o dos formas de encarar esas negociaciones para un posible consenso o lista única.

Ortiz es parte del sector Compromiso Peronista. Integró la comisión de jefes comunales que se juntó con Verna, pero a su vez en esa propia organización entre los intendentes hay diversos posicionamientos: si bien hay aspectos que los unen -su lugar institucional, la gestión en un momento de dificultades socioeconómicas- también puede ser prioritaria a la hora de la verdad la pertenencia a diversos espacios internos.

Tras los encuentros en Winifreda y ahora con Verna en Santa Rosa, fueron diferentes los tonos y hasta las palabras elegidas, según hablaran -por ejemplo- Juan José Rainone u Oscar Zanoli, o si lo hacían -por ejemplo- Ariel Rojas o Saúl Echeveste.

Ortiz sumó su análisis público. Y dijo que “no va a ser sencillo” el consejo, porque “es difícil unir a todas las partes, nuestro partido es muy dinámico, es un movimiento que contiene diversos actores, a veces muy distintos en cuanto a pretensiones”.

Pero consideró que “lo importante es que se está trabajando. No va a ser sencillo, pero por supuesto que hay un esfuerzo que todos van a intentar hacer y cada cual tiene su cuota de responsabilidad en el armado. Esperemos que salga todo bien”, añadió.

“No apresurarse”

Respecto del encuentro del miércoles, Ortiz evaluó que “es público y notorio que es uno de los pasos de los tantos que hay que dar en este proceso de construcción política. Se aceleran un poco las expectativas”.

Interpretó que está claro que Verna, tal como anunció a principios de setiembre, “no va a ir por otro mandato, es lo que conocemos todos”. Reafirmó que “el gobernador nos ha manifestado la intención de lograr la unidad”.

También apuntó, en referencia a la situación socioeconómica, que “no queremos que pase en la provincia lo que pasa en el país”.

“Los intendentes -señaló- estamos ante una situación del país de la que no somos ajenos, hay que reprogramar la gestión, no se puede planificar en esta volatilidad económica. Y la cuestión política también hay que mirarla, trataremos de ofrecer lo mejor y aportar lo que podamos”, agregó.

Afirmó que no quiere hablar de nombres porque “todavía es un poco apresurado. En la reunión no se habla de nombres, aunque bien sabemos que hay personas que tienen esa capacidad”.

Calculó en declaraciones radiales que las posibles postulaciones aparecerán en algún momento no tan lejano: “es un proceso, que va a ser bastante rápido, irán decantandio las candidaturas naturalmente. Hoy no es conveniente para nosotros hablar de nombres de personas. Por supuesto que con mis tres gestiones, pese a tener 36 años, tengo relaciones de distinto tipo, de conocimiento, de amistad, pero esto es diferente: se conformará lo mejor que se pueda estratrégicamente”, aseveró.

Abundó: “sí está claro que hay varias personas con capaciad de formar equipos”.

Además, Ortiz le dio algunos palos a la dirigencia de Cambiemos, y puntualmente a los afiches que proponen a Carlos Mac Allister como candidato en el marco de una supuesta agrupación de “Peronistas con el Cambio”. “Es muy difícil imaginarme un peronista apoyando candidatos del PRO, venimos de lugares muy diferentes y vamos a lugares muy diferentes, en muchos aspectos estamos en polos opuestos”, insistió el jefe comunal de Riglos.

No disimuló su molestia por el uso de los símbolos del peronismo: “los justicialistas no tenemos nada que ver con el PRO y Cambiemos”.

Temas en esta nota: