Alberto Fernández se reunió con Schiaretti

Antes de verlo le advirtió que debe elegir entre el modelo de país del peronismo o el de Macri. Después relativizó las diferencias.

Alberto Fernández volvió a Córdoba y le sumó un nuevo capítulo a la novela de enredos con Juan Schiaretti, a quien le reprochó públicamente su "neutralidad" en las elecciones aunque luego tuvo que bajar el tono tras una larga reunión a solas, que el candidato calificó como "muy buena".

El exjefe de Gabinete viajó a Córdoba para participar de una misa en homenaje a José Manuel de la Sota, a un año de su muerte, a la que también asistieron Schiaretti, Sergio Massa, José Luis Gioja, Wado de Pedro y Carlos Caserio, entre otros dirigentes peronistas. Fernández y el gobernador tuvieron allí su primer contacto del día, con un abrazo para la foto.

Pero la novela había empezado un rato antes cuando el candidato del Frente de Todos brindó una entrevista al diario La Voz y fue muy duro con Schiaretti, marcando una clara diferencia con el tono de sus visitas anteriores a Córdoba cuando se esforzaba por tender puentes. Claro que en el medio sacó casi 50 puntos en las PASO.

"La verdad es que no lo necesito a Schiaretti", dijo consultado sobre si busca su apoyo para las elecciones. "Muchos gobernadores son tan importantes para mí, porque ellos me están ayudando. Pero una cosa es que me ayuden a construir una Argentina y otra es que los necesite para una elección. Para una elección no necesito a nadie. Porque yo tengo que hablarles a los ciudadanos. Y es mi responsabilidad conseguir los votos. En esos términos, no lo necesito a Schiaretti, así como no necesito a ningún gobernador", se explayó.

"Ahora... hay un montón de gobernadores, con la excepción del Gringo, que creen en un país y que están comprometidos en la construcción de ese modelo de país. Y yo valoro mucho a esos gobernadores. Pero parece que Schiaretti piensa que da lo mismo cualquier país. Que da lo mismo el país que propone Macri o el país que proponemos nosotros", le marcó la cancha Fernández. "Si él cree que Macri es mejor, que lo diga y lo acompañe", disparó.

Tras las duras declaraciones, Alberto y Schiaretti se cruzaron en la misa y acordaron un encuentro posterior. Aquí también se vio la diferencia respecto a las anteriores visitas de Fernández: esta vez fue el gobernador el que se dirigió hacia el hotel donde se hospedó el candidato.

La reunión duró algo más de una hora y Fernández la calificó como "muy linda". Aunque mantuvo sus críticas a la neutralidad, Alberto bajó considerablemente el tono en una entrevista posterior. "Para mí es importante hablar con el Gringo, porque es alguien con mucha experiencia. Somos amigos de hace muchos años", le dijo a C5N.

"Él ha dicho siempre que va a trabajar con quien sea presidente y me da mucha tranquilidad que eventualmente trabajemos juntos", elogió. "Me dijo que estaba muy de acuerdo con la idea de pacto social que estoy promoviendo. Él también ve un problema en el nivel de concentración de la economía. No tenemos una mirada muy diferente sobre lo que nos pasa y cómo encarar el futuro", aseguró Alberto, que también intentó explicar las frases que dijo por la tarde.

"No espero de él ni de ningún gobernador que induzca a su gente a votarme, porque el voto de los argentinos es propiedad de los argentinos. Lo que sí quiero es ver qué país queremos. A mí me importan mucho los gobernadores porque necesito de ellos para construir el país que quiero construir", indicó.

"Lo que me cuesta entender del Gringo es que con su actitud alguien puede entender que le da lo mismo el país que propone Macri que el que yo propongo. Pero cuando hablo con él me doy cuenta que no tenemos diferencias sobre el país que yo propongo y me parece que debe tener muchas diferencias con el que propone Macri", cerró.

(La Política Online)

Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20