Las provincias salen al cruce de las medidas electoralistas de Macri

El miércoles los gobernadores sacarían un duro documento, porque la baja de impuestos y el congelamiento de combustibles los desfinancian. La Pampa está entre las dañadas. Alberto Fernández dijo que la caída del IVA no bajará los precios y beneficiará a grandes empresarios.

El frágil clima de acercamiento entre el Gobierno y la oposición que se vivió este miércoles luego que hablaran por teléfono Mauricio Macri y Alberto Fernández, voló por el aire ante el inconsulto paquete de medidas impositivas que lanzó la Casa Rosada, que afectan las finanzas provinciales, también de La Pampa.

Es probable que, después de un encuentro de representantes del área de Hacienda de las provincias, el miércoles se conozca un documento conjunto de los gobernadores. Por La Pampa asistirá el subsecretario Guido Bisterfeld.

En el caso de La Pampa, las medidas significan un perjuicio que ronda entre los $750 y los $1.000 millones de pesos.

Fernández criticó la eliminación del IVA a los alimentos y aseguró que la medida sólo provocará en una mayor ganancia en los empresarios, sin lograr reducir los precios.

"No parece razonable reducir el IVA indiscriminadamente como se ha hecho. Ello no redundará en una merma de los precios. Seguramente se convertirá en una ganancia adicional para las empresas", argumentó vía Twitter.

Para el peronista, "hubiera sido mejor devolver el IVA a los sectores más postergados", ya que bajo este mecanismo también se perjudica la recaudación de las provincias.

Los ministros de Economía de las provincias se reunirán el próximo miércoles en la Comisión Federal de Impuestos (CFI) para evaluar el impacto fiscal del paquete ya que muchas quedarán gravemente desfinanciadas por la caída de la coparticipación.

Ocurre que las bajas del IVA a alimentos y la suba de los mínimos no imponibles a Ganancias merman la recaudación de impuestos que en parte se distribuyen en las provincias y así se asfixian las finanzas locales, en plena época de recesión.

Las más golpeadas son Chubut y Santa Cruz, donde peligraría el pago de salarios. También las afecta el congelamiento del precio de las naftas, que reduce el pago de regalías y ya fue motivo de una demanda de Neuquén al Gobierno ante la Corte Suprema de Justicia.

En un tuit, Alberto Fernández calculó una pérdida estimada en las provincias de 1500 millones de dólares, o sea, 87 mil millones de pesos a la cotización de la divisa de este viernes.

"No parece razonable reducir el IVA indiscriminadamente como se ha hecho. Ello no redundará en una merma de los precios. Seguramente se convertirá en una ganancia adicional para las empresas. Hubiera sido mejor devolver el IVA a los sectores más postergados", fue otro de sus posteos y propuso una devolución de impuestos directa a los consumidores.

Buenos Aires sería una de las provincias más afectadas y según cálculos preliminares podría perder hasta 20 mil millones. Aunque la gobernadora María Eugenia Vidal es una de las que apoyó el paquete y anunciaría otros beneficios impositivos a los bonaerenses para paliar la crisis. Los gobernadores tienen previsto analizar este domingo las conclusiones del encuentro de sus ministro y volver a reunirse en el CFI el miércoles al mediodía, cuando podrían emitir un duro documento para rechazar el paquete de medidas del Gobierno.

Temas en esta nota: