"La peor enfermedad de un país es el desempleo"

"Su presidente tiene un 70% de imagen negativa y mi gobernador un 77 % de imagen positiva, eso no es magia, esa es la diferencia entre gobernar de espaldas al pueblo y tomar decisiones cerca de la gente", dijo el senador Lovera a la vicepresidenta, Gabriela Michetti, en la sesión del Senado donde se aprobó la emergencia alimentaria.

Este miércoles se trató la Ley de Emergencia Alimentaria en la Cámara Alta de la Nación y el senador pampeano, Daniel Lovera, ofreció precisiones sobre su postura en el recinto.

“El derecho a la alimentación y a la nutrición es una obligación del Estado y debe ser garantizado por este en forma indelegable”, dijo Lovera en su fundamentación.
Consultado sobre el impacto que sufre la economía familiar Lovera profundizó: “la alimentación es la base mínima a garantizar para que no se obstaculice el acceso a otros derechos también fundamentales como la educación, el trabajo y el desarrollo humano integral. Pensar una Argentina en emergencia alimentaria nos llena de tristeza; hoy necesitamos que el Gobierno Nacional asuma la responsabilidad política que representa haber llegado a momento en el que la crisis se ha profundizado a niveles de hambre”.

- ¿Qué análisis hace de lo que representa esta necesidad?
- Sabemos que desde las políticas públicas la necesidad real es mucho más profunda y no debe pensarse en el corto plazo. Se deben promover, siempre, enfoques integrales. Ahora bien, si nos concentramos en estos cuatro años de desatinos económicos y de insensibilidad de un Gobierno Nacional que viene castigando duramente a las familias trabajadoras llegamos a esto… Nos encontramos impulsando un incremento de emergencia del 50% -como mínimo- de los créditos presupuestarios vigentes de este año correspondientes a políticas públicas nacionales de alimentación y nutrición. Este es un proyecto imprescindible en este contexto de crisis económica y social que se agudiza un poco más cada día. Los productos de la Canasta Básica fueron impactados tremendamente por la devaluación que, según cifras del INDEC, en los últimos 12 meses ha acumulado un aumento del 58 % y prevé un nivel de pobreza del 38 % con el 10 % de indigencia para fin de año.

- ¿Considera que el impacto es general en el país?
Si en algo es federal Macri es en la distribución de la pobreza. Hoy nos obliga a trabajar sobre un problema de seguridad alimentaria a partir de un paliativo que no resuelve lo estructural de nuestro país. Aprobamos una ley que es lo mínimo que se necesita para ponerle un piso a la caída social. Varias de nuestras provincias y muchos municipios ya se vieron en la obligación de implementar planes de emergencia financiados con recursos propios ante la necesidad de proteger a la población más vulnerable -niñas, niños y adultos mayores-.

- ¿A partir de esto cómo ve la situación de las provincias?
En los últimos años las provincias debieron redoblar sus esfuerzos fiscales para cubrir las necesidades insatisfechas dada la inmovilización de los fondos asignados por Nación en el marco de programas cofinanciados. Necesitamos un Estado Nacional que destine los recursos necesarios para acompañar el esfuerzo de las provincias. Cada gobernación o intendencia conoce su territorio y sabe dónde están las necesidades más importantes.

- ¿Cómo ve la proyección del Gobierno hasta el final de su mandato?
- Hoy, la realidad de miles de argentinos necesita ser transformada de manera urgente. Desde la oposición lo venimos alertando desde hace mucho tiempo y, una y otra vez, aportamos herramientas estructurales y paliativas que el presidente, muchas veces, ha despreciado. Ya en el año 2016, al inicio de la gestión de Cambiemos, advertimos al Gobierno de la crítica situación laboral que empezaba a desatarse. Sancionamos un proyecto de ley de mi autoría que declaraba la emergencia pública nacional en materia ocupacional por el término de 180 días y Macri lo vetó. Los argumentos del Gobierno no han sido más que expresiones de buenos deseos y avanzaron en una propuesta política que no pensó en las familias argentinas y nos deja perspectivas por demás de oscuras hasta fin de año. Siempre trabajamos para la gobernabilidad y creo que eso es lo que sigue permitiendo y garantizando la paz social. Los números oficiales indican un aumento en la tasa de desocupación y una crisis social sin precedentes. 300.000 puestos de trabajos perdidos que implican más comedores y merenderos. Argentina necesita recuperar el trabajo, la peor enfermedad de un país en crisis es el desempleo.
Sabemos que la solución es un cambio categórico del rumbo económico. Que mejore el consumo y que empiece a generar trabajo digno para que las familias argentinas dejen que vivir con la angustia de no saber hasta cuándo van a tener trabajo. Hoy es imprescindible entablar un diálogo multisectorial que nos permita alcanzar los consensos necesarios para la construcción de un modelo económico generador de empleo genuino, de desarrollo con inclusión y con justicia social que no puede esperar hasta diciembre.

Temas en esta nota:

El Diario de La Pampa

Fundado el 3 de Mayo de 1992
por el Doctor Antonio Nemesio

Oficina Comercial:
José Ingenieros 855, Santa Rosa, La Pampa
Tel: (02954) 411117/18/19/20